Quantcast

El alcalde de Valladolid defiende sancionar la mendicidad agresiva

VALLADOLID, 18 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, se ha mostrado este viernes «satisfecho» con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) sobre la conocida como Ordenanza antivandalismo ya que sólo anula o matiza cuatro aspectos que, a su juicio, «mejoran» el texto original.

El alcalde, quien ha comparecido en convocatoria urgente ante los medios, ha considerado que el fallo judicial es «tremendamente favorable» y está «muy bien trabajado» por el magistrado ponente y ha desgranado punto por punto los aspectos recurridos por las 13 asociaciones, que pedían la nulidad plena de la ordenanza por la caducidad del procedimiento de elaboración, por infracción del procedimiento y por «grave vulneración» de los artículos 9.2 y 14 de la Constitución.

En este sentido León de la Riva, quien ha precisado que los recurrentes cifraban en 16 los artículos constitucionales violados y en 20 las infracciones cometidas, ha señalado que, tras tres lecturas de los 25 folios de sentencia, el magistrado cree correcto el procedimiento de elaboración de la ordenanza y no cree «sexista» el lenguaje empleado, punto en el que recuerda que la propia Carta Magna habla de «españoles» y no de «españoles y españolas».

El nudismo y la mendicidad son dos de los aspectos en los que el TSJCyL, según el alcalde, da la razón al Consistorio: en el primer caso, se permite mantener la prohibición de transitar en traje de baño aunque se insta al Consistorio a quitar la postilla «y prendas de vestido similares», por lo que se podrá multar por ir en bañador por la Plaza Mayor aunque no por ir con prendas similares como pareos o tangas.

El primer edil, quien ha aclarado que el Ayuntamiento no es, según el fallo, competente para prohibir el nudismo, se ha detenido también en lo que tiene que ver con la mendicidad, punto en el que ha reconocido que el magistrado «limita un párrafo» referente a la prohibición de cualquier modo de mendicidad y se limita a esos casos en los que se «acosa» a los ciudadanos o su práctica se vincula a las mafias pero no en el caso de la «mendicidad histórica de toda la vida».

«Seguiremos en la misma línea», ha asegurado el regidor de Valladolid, quien ha añadido que las denuncias del Consistorio en este sentido han respondido en muchos casos a las petición de vecinos y ha aclarado que se seguirá denunciando a quienes agredan a los ciudadanos o usen a menores.

POCA CLARIDAD SOBRE LA CARTELERÍA

La cartelería y la publicidad es otro de los temas en los que se ha detenido el alcalde quien, tras reconocer que pedirá asesoramiento a los servicios jurídicos para entender de manera certera las implicaciones de la sentencia a este respecto, ha aclarado que el TSJ defiende la competencia del Consistorio en regulación de la cartelería pero se hace una distinción entre la publicitaria comercial y las de «reclamación política o de derechos», por lo que el Ayuntamiento tendrá que redactar de nuevo dos apartados de dos artículos.

También se reclama la modificación de dos artículos vinculados a la prohibición de cazar o matar animales en parques no porque se vaya a autorizar sino porque recuerda que es la Junta la competente en establecer las sanciones a este respecto; se da, además, la razón al Consistorio en lo que tiene que ver con el control de ruidos y olores.

La práctica de deporte en las zonas habilitadas a tal efecto y la posibilidad de prohibición en otras y la garantía de la seguridad de personas y bienes en el marco de la celebración de actos públicos son otros de los puntos mencionados por el alcalde, quien ha reconocido también que el magistrado quita la razón al equipo de Gobierno porque los recurrentes sí estaban legitimados para actuar como actuaron.

«Ustedes dirán si este pleito lo han ganado los recurrentes o lo ha ganado el Ayuntamiento», ha señalado a los periodistas antes de reconocer que el magistrado «ha mejorado la Ordenanza» y que, por ello, el Ayuntamiento acatará la sentencia, adaptará el texto a las puntualizaciones del magistrado y no recurrirá.

En último término y en referencia a sus críticas sobre la demora en la remisión de la sentencia por parte del TSJCyL al Consistorio, el alcalde ha pedido disculpas porque el texto llegó por fax el pasado miércoles a las 14.14 hora por lo que, ha añadido, pedirá explicaciones a los trabajadores que no dieron traslado del tema cuando llegó.