Quantcast

El abogado de Rosario Porto cree que la «imparcialidad» de un jurado popular «va a ser imposible» y recurre la decisión

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 (EUROPA PRESS)

El abogado de Rosario Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, ha decidido recurrir la decisión de que el caso por la muerte de Asunta Basterra sea juzgado por un jurado popular, ya que, ha asegurado, la «imparcialidad» de este jurado «va a ser imposible».

Así lo ha asegurado este viernes antes de entrar en los juzgados de Santiago para asistir, junto a su cliente, a una vista con el juez José Antonio Vázquez Taín y el fiscal de la causa para ser informado de la decisión de incoar el procedimiento siguiendo la Ley del Tribunal del Jurado, lo que implica que será juzgado por un jurado popular.

Aunque ha admitido que esta decisión era «lo esperado», dado que el delito «es de los atribuidos a la competencia» del jurado popular, Aranguren recurrirá la decisión dado que en «estas circunstancias» la «imparcialidad» de este órgano «va a ser imposible».

Al mismo tiempo, y aunque ha evidenciado poca confianza en lograrlo, ha reiterado que volverá a pedir que se levante el secreto de sumario. El lunes, ha precisado, el juez Vázquez Taín deberá emitir un auto prorrogando este secreto o levantándolo.

NUEVAS DILIGENCIAS

Sobre la posibilidad de que en la sesión de este viernes vaya a pedir diligencias, Gutiérrez Aranguren ha asegurado que «no puede» hacerlo, dado que no sabe «lo que ya se ha practicado». «Yo no estoy en condiciones de pedir más diligencias sin conocer la investigación», ha sentenciado.

Sobre la situación de su clienta en prisión, Gutiérrez Aranguren ha afirmado que Rosario Porto se encuentra «cada vez peor», ya que «pasa el tiempo y sigue en prisión», al tiempo que ve como «los recursos –presentados por su defensa– son descartados». «Los recursos se encuentran con un muro infranqueable que entiendo que no es ajustado a derecho», ha sentenciado.

Por ello, el letrado ha asegurado que hará «valer en todas las instancias» que la «situación actual» de su clienta es «de detención ilegal» y pedirá «amparo» al Tribunal Constitucional.