Quantcast

Antonio Morales: «La nación española puede desaparecer pero la cultura española no»

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

¿Existe España no solo como Estado, sino también como nación? La respuesta a esta pregunta, que para muchos ha supuesto un vacío bibliográfico, se responde ahora en el libro 'Historia de la nación y del nacionalismo español', coeditado por la Fundación Ortega-Marañón y Galaxia Gutenberg, en el que han participado 45 académicos del campo de las humanidades y las ciencias sociales.

Dirigido por los catedráticos en Historia Contemporánea Antonio Morales Moya y Juan Pablo Fusi Aizpurúa, así como por el catedrático de Ciencia Política Andrés de Blas Guerrero, este volumen rastrea en los orígenes mitológicos de España, pasa la situación de este país en el siglo XIX y desemboca en el final del franquismo.

Según ha explicado Andrés de Blas durante la presentación este jueves, el hilo conductor de los autores que participan en este libro es el «sentido de la identificación de la idea de nación española» y la posibilidad de una «convivencia en España de sensibilidades distintas».

«Aspiramos a esa convivencia al amparo de la idea del pluralismo y la idea de tolerancia, de sensibilidad hacia lo específico que hay en las diferentes culturas españolas», ha señalado.

Por su parte, Antonio Morales ha destacado que no se trata de un volumen «político», sino que está «concebido desde el rigor académico» con el fin de llenar una laguna en la historia de España. Nació hace seis años, por lo que no es una obra «dependiente de la actualidad política», incide.

PLURALIDAD DE AUTORES

En este sentido, Joan Tarrida, director general de Galaxia Gutenberg, ha subrayado también el «carácter plural» de los autores que han participado en la creación de este volumen, que atiende a un tema en el que había un «claro vacío historiográfico».

Para Morales, uno de los factores de este hecho se debe al «uso abusivo» de los términos 'nación' y 'patria' durante el franquismo, motivo por el cual ahora el primero no aparece en los programas políticos y se ha sustituido por términos como 'marca España'. Sin embargo, matiza que aunque esa utilización excesiva por parte del régimen franquista tuvo «indudablemente mucha influencia», quizás no es suficiente para «explicar lo que ocurre hoy en día».

En este sentido, indica que ya ha pasado el «tiempo suficiente» para poder usar estos términos con naturalidad y este libro intenta «corregir una situación anómala en la que aún estamos instalados».

Morales ha incidido en que hablar de nación española implica un «sentimiento nacional» que está ampliamente extendido, que se manifiesta muchas veces en aspectos banales y que es compartido por mayor parte españoles. En este sentido, señala que «la nación puede desaparecer, pero la cultura no».

ROMPER EL MITO DE LA DERECHA

De Blas indica que el concepto de nación no puede estar ligado al sector más extremo de la derecha. «La nación española ha aparecido sobre todo en el siglo XIX, con el liberalismo y la construcción de la democracia», apunta el autor.

Según destaca, uno de los objetivos del libro ha sido mostrar este hecho: «La pluralidad de los nacionalismos españoles como las diferentes manifestaciones del patriotismo».

Respecto a vertebración España, De Blas indica que la mayoría de los autores que firman en este libro coinciden en se identifican con un Estado de las autonomías que «hace compatible la idea de nación española con otras sensibilidades regionales», una funcionalidad que consideran idónea.

«Somos conscientes de que esta fórmula política tiene un largo recorrido por delante y que resuelve felizmente el problema nacional español», ha añadido De Blas.

Respecto a la influencia del catolicismo en el concepto de nación española, afirma que esta religión ha sido un elemento configurador de la idea de nación en la línea del Nacional Catolicismo, aunque sobre todo destaca que el catolicismo es una parte «fundamental en la historia de España». En este sentido, Morales añade una cita de Marcelino Menéndez Pelayo: «España es un producto de la monarquía y la religión».

TENSIÓN ACTUAL, UNA NOVEDAD

Preguntado por la situación actual de los nacionalismos regionales, Morales ha indicado que «el grado actual de tensión es fundamentalmente una novedad». «Ha habido periodos en los que las tensiones podían conllevarse pero el grado actual de tensión es bastante insólito en la historia española», ha indicado.

Según explica el catedrático, el nacionalismo y el independentismo son «un producto tardío», incluso en el caso vasco, cuyo nacionalismo nace con un propósito secesionista.