Quantcast

'¿Quien Quiere Casarse Con Mi Hijo?' (QQCCMH): Adiós Leti, te echaremos de menos

Hay pocas cosas que unen tanto como ver la televisión en familia. Nosotras somos de esas que ninguna es de Madrid, pero todas vivimos en; así que nos convertimos en parientes una vez a la semana, los miércoles, para ver '¿Quien Quiere Casarse Con Mi Hijo?' (QQCCMH). Es nuestra Champions particular: debatimos, hacemos comentarios en voz alta como si los #tróspidos fuesen a escucharnos y ponemos opiniones en común. Y ayer todas coincidimos en que QQCCMH vuelve a ser grandioso.

Lo confesamos: las dos últimas entregas no nos habían dejado muy buen sabor de boca. Así que cuando ayer nos reunimos otra vez en torno a la comida basura y la cerveza (os lo he dicho, es nuestra Champions), lo hicimos con menos expectativas que otros miércoles. Y al final del programa, teníamos ganas de más. Yo creo que hubiéramos pagado por ver ya el capítulo en el que solteros y pretendientes se van de viaje…

Pero a lo que vamos: que gran programa, oye. Con despedidas y todo. Porque ayer se le dijo a los solteros que iban a hacer un viaje romántico, pero solo se podrían llevar a dos aspirantes. Y claro, el que menos tenía, llegaba a tres. Así que bye, bye, fue bonito mientras duró.

Leo y Silvia se despidieron, con visible pena, de Leti. Y nosotras también. La mejor embajadora de Ibiza era además uno de los 'personajes' más divertido del reality. Pero, como dice ella, «la vida es así»… 

También eliminó el argentino (y punto) a Sara, la aspirante que había repescado. Motivos tenía: tras confesar él cámara su fobia a los pájaros va la joven y le lleva, durante su cita, a una pajarería. Leo («como un boludo«) puso de su parte y hasta le compró a Sara un pajaritodel orto«) que ella bautizó con el nombre de él. Llegado este punto, el argentino tenía más claro que nada a quién iba a dejar en tierra antes de emprender viaje. Se va, pues, con Marta y María, dos chicas que le «encantan».

Roi ha pasado del frío al calor no sabemos en qué momento. El gallego vintage se ha besado ya con todos sus aspirantes y eso le ha puesto más difícil la decisión a la hora de eliminar. Tenía claro que se llevaba de viaje a Sergio, pero era imposible renunciar a Edgar (tuché) o Gonzalo. Así que le dio boleto a Popi, que se lo tomó más que bien, y se lleva de viaje a los tres.

Fran es el que, una vez más, no tiene que mojarse. Su negativa a besar a Mariló le dejó a la favorita de su madre Mari Carmen (we love you, Mari Carmen) que allí no pintaba nada. Y lo mismo que llegó, se fue. Y Fran se quedó con su adorada Houda (que demostró sus artes limpiando tumbas con Mari Carmen) y Melania.

Alexis, después de limpiar con toda la resaca del día anterior cuadras de caballos, le dijo a su padre que pensaba tomar las riendas y que sería él mismo quien decidiera con quién se quedaba. Y así lo hizo: expulsó a María y a Loli (la embarazada) por falta de feeling ante la mirada atónita de su padre, Arturo. No en vano, eran las favoritas del progenitor… 

Y Víctor, el niño en cuerpo de hombre, protagonizó el beso más largo de la historia con Anisley. Aunque de poco le sirvió a la cubana manchega tanta pasión: ella y Mitsuki, la ¿oriental? fueron las elegidas para abandonar el programa. Y ahora emprende viaje con una morena (Rebecca) y una ¿rubia? (Andrea), ambas de armas tomar… ¿Qué pasará?