Quantcast

Susana Díaz: El «referente del futuro» lo va a decidir todo el PSOE

SEVILLA, 17 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha manifestado este jueves que Alfredo Pérez Rubalcaba es el secretario general del PSOE y que el «referente del futuro» lo decidirá todo el partido cuando se abra un proceso de primarias para designar a la persona que optará a la Presidencia del Gobierno.

Durante su intervención en Sevilla en un desayuno coloquio organizado por la cadena Ser, Díaz, preguntada sobre si Rubalcaba es el «referente del futuro del PSOE en España», ha contestado tajantemente que es «el secretario general del Partido Socialista, porque es lo que en estos momentos han decidido los hombres y mujeres que forman el partido, y el referente del futuro lo vamos a decir hombres y mujeres que formamos el PSOE».

Díaz, cuestionada también sobre si contempla ser la candidata del PSOE a la Presidencia del Gobierno, ha querido dejar claro, tras apuntar que esa pregunta le sonroja, que «evidentemente que no».

«Llevo 40 días de presidenta de la Junta, tengo un compromiso con los andaluces y andaluzas y me voy a entregar con todas mis fuerzas a que en Andalucía las cosas cambien para que vaya a mejor», ha señalado.

En cuanto a si el PSOE debe fijar el calendario de primarias para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno en el Comité Federal de diciembre, Díaz ha señalado que la información que ella tiene es que esa reunión, «posiblemente, pueda establecer el calendario, pero será la dirección federal quien lo haga».

A su juicio, el PSOE debe hacer unas primarias «de verdad», que generen ilusión en el partido y que sean cuando «le interese a los ciudadanos y sea el mejor momento de cara al proyecto y el reto que tenemos que liderar».

Respecto a si tiene cantera el PSOE andaluz para que saliera de aquí un «candidato o candidata» a esas primarias, Díaz ha señalado que, «por supuesto, que la tiene». «El PSOE de Andalucía es un partido con fortaleza, con talento, con hombres y mujeres comprometidos y que ha permitido que, pese a no ganar las elecciones, se haya formado un Gobierno de izquierdas que está a la altura de lo que los ciudadanos esperaban de nosotros», ha indicado la presidenta.

EL PSOE TIENE QUE CAMBIAR MUCHAS COSAS

En cuanto a la Conferencia Política que el partido celebrará en noviembre, Susana Díaz ha considerado que si se convirtiera en un debate de caras más que de ideas, «nos habríamos equivocado». «La voluntad del partido en su conjunto cuando convocó esta Conferencia Política no era hablar de personas ni de nombres, sino para hablar de qué nos estaba pasando y qué sucedía en el partido para no recuperar la confianza de los ciudadanos», ha indicado Díaz.

En su opinión, el PSOE tiene que entender la Conferencia Política como una «oportunidad en un momento muy complicado, con una gran crisis económica, política y territorial, para salir a la calle como un partido renovado, moderno y distinto en la manera de relacionarse con la gente».

«El PSOE, de nuevo, una vez más, tiene que cambiar cosas para que la gente confíe en él», ha sentenciado Susana Díaz, quien no ha aclarado si el PSOE-A propondrá formalmente la limitación de mandatos en la Conferencia Política.

No obstante, ha querido dejar claro que ella está de acuerdo con esa limitación de mandatos y que, de hecho, el pacto por la regeneración política que ha planteado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, significa «hablar de todo», de la rendición de cuentas, de limitación de mandatos, de incompatibilidades o de qué hacen los políticos una vez que abandonen los puestos de responsabilidad.

Ha señalado que ese debate lo tienen que afrontar con naturalidad todos los partidos políticos e instituciones.

De otro lado, la presidente ha manifestado que asume con «muchísima responsabilidad» el reto de la Secretaría General del PSOE-A y ha confiado en que el congreso extraordinario que se celebrará en Granada los días 23 y 24 de noviembre, en el que ella asumirá el cargo, sea una «oportunidad» para que el partido salga más unido y fortalecido y para volver a recuperar la alianza de los que han tenido la confianza mayoritaria, elección tras elección, en Andalucía.

Asimismo, Díaz ha querido dejar claro que ella nunca ha sido un «verso suelto», sino que siempre ha sido una «mujer de partido».