Quantcast

Villalobos critica que Rubalcaba salga “indemne” por el chivatazo a ETA

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, ha criticado la decisión de la Audiencia Nacional que condena a los policías del presunto chivatazo policial a ETA a año y medio de cárcel ya que considera que “eran los peones de una operación política” de la que el entonces ministro de Interior Alfredo Pérez Rubalcaba “sale indemne”. Asimismo, cree que “tenía que haber dado explicaciones”.

Según Villalobos, el exjefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamies y el inspector José María Ballesteros “eran los peones de una operación política en la que Rubalcaba sale indemne”. “Sí creo que tenía que haber dado explicaciones”, ha añadido al respecto en una entrevista en Antena 3 recogida por Europa Press.

Así pues, ha asegurado que si el hoy secretario general del PSOE ha mostrado su respeto hacia la sentencia del 'caso Faisán', es porque “tiene que respirar”. A su vez, ha dicho que “nunca en ningún caso” se puede justificar la orden de un chivatazo a ETA.

En esta línea, ha criticado la sentencia del caso Faisán ya que, según ha dicho, “no se puede sentenciar a un señor que hace lo que su superior le ordena”, al mismo tiempo que ha manifestado su convicción de que los dos mandos policiales condenados no dieron el chivatazo “porque se les ocurrió”.

Así, ha defendido el comportamiento policial ya que, para ella, “se han portado divinamente” y cumplieron “con su obligación”. “Me parece una injusticia que paguen justos por pecadores”, ha puntualizado.

Respecto a las declaraciones del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz en las que ha asegurado que su Departamento no adoptará ninguna decisión contra los dos policías condenados hasta que la sentencia sea firme en el Tribunal Supremo, la vicepresidenta ha manifestado que entiende “su prudencia”.

En general, Villalobos considera que para que llegue el final de la banda terrorista, ETA “tiene que entregar las armas y tiene que retirarse totalmente”, aunque, apoyando lo que dijo el ministro de Interior, ha indicado que “es verdad que ya no es un problema en España”.