Quantcast

Rajoy quiere que Europa aborde en profundidad la tragedia de Lampedusa

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quiere que el Consejo Europeo de los próximos 24 y 25 de octubre aborde en profundidad la actual presión migratoria en el Mediterráneo tras los últimos naufragios frente a las costas de la isla italiana de Lampedusa, en los que han muerto unos 400 inmigrantes, han informado a Europa Press fuentes gubernamentales.

El equipo del jefe del Ejecutivo ha entablado contactos con sus socios europeos para conseguir que la próxima cumbre de jefes de Estado y de Gobierno europeos, dedicada inicialmente a telecomunicaciones e innovación, ponga el foco en la tragedia registrada en Lampedusa.

Rajoy, añaden las fuentes, está siendo «muy activo» para que la cumbre europea sea el escenario de un debate «con contenido» sobre la tragedia registrada frente a las costas italianas, del que salgan decisiones concretas para hacer frente al problema.

El presidente español se siente legitimado para tomar la iniciativa en este tema porque nuestro país no es ajeno a crisis como la vivida en Lampedusa.

El primer líder europeo en pedir que la tragedia de Lampedusa se incluyera en la agenda del Consejo Europeo fue el primer ministro italiano, Enrico Letta, cuando visitó la isla el pasado 9 de octubre acompañado del presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso.

El primer borrador de conclusiones de la cumbre, que se ha filtrado este miércoles, tan sólo dedica un párrafo a esta cuestión y no concreta ninguna medida para evitar que se repitan tragedias como la de Lampedusa.

«El Consejo Europeo expresa su profunda tristeza por los recientes trágicos accidentes en el Mediterráneo en los que centenares de personas han perdido sus vidas en el mar. Y acuerda que debería hacerse más para evitar que esto ocurra de nuevo», se limita a señalar el proyecto de conclusiones. Pero el debate sobre nuevas iniciativas se aplaza a la reunión de junio de 2014.

A raíz de la tragedia de Lampedusa, el Ejecutivo comunitario ha reclamado a los Estados miembros apoyo político y recursos económicos para organizar una gran operación de seguridad y salvamento en el Mediterráneo. Pero en la reunión de ministros del Interior celebrada la semana pasada, los Veintiocho fueron incapaces de adoptar ninguna medida concreta en este sentido.