Quantcast

Quiroga dice que los vascos están «escarmentados» del proceso soberanista

BILBAO, 16 (EUROPA PRESS)

La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, ha afirmado que el nacionalismo vasco «está escarmentado de lo que supuso toda la etapa del Plan Ibarretxe». Por ello, ha señalado que, cuando ha ido a Cataluña, «más allá de sentimientos», ha querido «hacer ver lo que suponen socialmente estos enfrentamientos y esta tensión», y ha destacado que al PNV «le pasó factura», al igual que pasará a CiU.

En una entrevista concedida a RNE, recogida por Europa Press, Quiroga ha afirmado que en Euskadi se sabe «lo que es el enfrentamiento entre familias» porque a los ciudadanos no les gusta que les obliguen a ponerse «en un bando o en otro».

«Esto de que nos tengan que situar en un bando o en otro y que, además, sean irreconciliables, no nos gusta, y esto es lo que yo estoy tratando de decir más allá de los sentimientos que se están agitando», ha añadido.

Tras insistir que esto ya se ha vivido en Euskadi, ha precisado que PNV «esto lo tiene muy claro y sabe que le pasó factura, como le va a pasar factura a CiU».

«IRRESPONSABILIDAD»

«Pero, más allá de eso, lo irresponsable es la espiral de tensión en la sociedad, esa espiral de tensión que ya no es un problema de Cataluña con Madrid, no, es un problema entre catalanes. ¿Cómo se reconduce después?», ha preguntado.

A su juicio, «ésa es la irresponsabilidad», y ha subrayado que el PNV «eso lo ha aprendido en Euskadi», aunque supone que, «en algún momento, por sus propias necesidades respecto a Bildu, que le esté apretando, tendrá que tomar sus decisiones». «Pero, en tanto en cuanto no se vea obligado a eso, estoy seguro de que aquí no va a agitar esas banderas», ha apuntado.

Arantza Quiroga ha manifestado que «los nacionalismos son iguales, los mismos» en Cataluña y en Euskadi porque, «al final, su fin es la independencia, es la de separarse, en un mundo globalizado, en el siglo XXI, en que todo tiende a unirse, a cooperar y a coordinarse».

A su juicio, los nacionalismos son «anacrónicos» y ha señalado que pretende ponernos «un traje del siglo XIX en el siglo XXI». «Esto no entiende nadie», ha indicado.

Por ello, cree que lo que dijo el expresidente del Gobierno José María Aznar sobre «el desfalco de la soberanía nacional» es algo «obvio», y ha subrayado que el PP vasco pretende demostrar «que no es lo que necesita ahora mismo la sociedad vasca para afrontar un futuro complicado, difícil», pero que existen «los mejores mimbres para poderlo afrontar».