Quantcast

Dieta mediterránea contra la depresión

Es una de las conclusiones a las que ha llegado el doctor Miguel Ángel Martínez-González, miembro de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo), tras realizar un estudio a 10.000 personas. Éstas fueron divididas en dos grupos. Durante cuatro años, el primero se alimentaba de manera similar a como se hace en el sur de Europa, el segundo no.

Los resultados que obtuvo se publicaron en la revista BMC Medicine. Según sus conclusiones, la dieta mediterránea puede reducir el riesgo de padecer depresión entre un 40 y un 50% de los casos. Señala como alimentos clave la fruta, los cereales, las legumbres, los frutos secos, el pescado y las verduras.

Apunta además que el consumo de ácidos grasos, omega 3 y el de aceite de oliva, influyen en la estructura de las membranas de las células nerviosas y mejoran el funcionamiento de la serotonina, un neurotransmisor implicado en la depresión.

Martínez-González relaciona estrechamente la depresión y la obesidad, asociando el exceso de peso a un mayor riesgo de padecer un cuadro depresivo y viceversa. Según él, las probabilidades de padecer depresión en las personas obesas son un 55% mayor. Y los riesgos de sufrir obesidad aumentan hasta un 58% más en personas que padecen depresión.