Quantcast

PSOE plantea que España participe en la misión militar del Mediterráneo

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El Grupo Socialista ha registrado una proposición no de ley en el Congreso en la que plantea que España participe con medios materiales y humanos en la misión militar desplegada por Italia en aguas del Mediterráneo para intentar evitar la repetición de los naufragios de embarcaciones repletas de personas traficadas, como el que costó la vida recientemente a casi 300 personas cuando intentaban llegar a la isla de Lampedusa.

Así lo ha anunciado su portavoz en el Congreso, Soraya Rodríguez, quien defiende también en esta iniciativa que España participe y apoye, en el seno de la UE, el desarrollo de la nueva política de vecindad, así como el establecimiento de una red de convenios y acuerdos para garantizar los derechos humanos y la seguridad personal en los países ribereños.

De hecho, ha avanzado que, previsiblemente, los distintos grupos socialistas europeos, entre los que se encontrarán los italianos, se reunirán la próxima semana en Estrasburgo para diseñar una postura común sobre esta nueva política europea de inmigración. «Debe ser una política de vecindad con los países africanos y de garantía de derechos y de cooperación», ha remachado.

La iniciativa que el PSOE va a presentar en la Cámara Baja, que está firmada por la 'número dos' socialista, Elena Valenciano, para su debate en el Pleno del Congreso, insta a su vez al Gobierno a participar «de manera decidida» en los grupos de trabajo que se formen para seguir estudiando el problema del tráfico ilegal de personas en el Mediterráneo.

COMPARTIR LA EXPERIENCIA ESPAÑOLA EN LA UE

Igualmente, considera que España debería compartir con la UE y los demás estados la experiencia española en la materia, así como la tecnología desarrollada para ello de monitorización de movimientos de embarcaciones.

«España, uno de los países miembros de la UE con más kilómetros de litoral marítimo, no puede quedar inactiva ante el fenómeno de la inmigración ilegal y la tragedia de los naufragios en el Mediterráneo», señalan los socialistas.

El PSOE tiene el convencimiento, desde su postura como país receptor de inmigrantes irregulares, de que solamente una estrategia europea conjunta que coordine todos los medios e instrumentos políticos de la UE y los estados miembros, podrá ser eficaz para detener la tragedia que supone la pérdida de vidas.

Además, quiere que España incremente la colaboración con los gobiernos de los países de origen de esta inmigración para abordar la raíz del problema, a través del refuerzo de fondos de cooperación al desarrollo dedicados a programas de creación de empleo, fortalecimiento institucional, lucha contra la corrupción y desarrollo del estado de derecho.

AUXILIO A REFUGIADOS SIRIOS

Por otro lado, los socialistas insisten en su iniciativa que España debería sumarse «de manera decidida» a los esfuerzos de auxilio de refugiados sirios, poniendo a disposición todas las posibilidades que tenga los países para socorrer a la población de miles de personas que ha tenido que huir de su país.

Es más, propone que se apoye, en el seno de la UE, las propuestas que permitan el ingreso a territorio de la UE por medios legales de las personas que se encuentren en situación de inminente necesidad de refugio procedentes directamente de los países en situación de conflicto o de los campos de refugio de los países limítrofes.

El PSOE recuerda en su intervención que la UE ha puesto de manifiesto la necesidad urgente de abrir posibilidades legales para la llegada a Europa de las personas que tienen que huir de sus países. En este contexto, pone como ejemplo a Siria, donde a pesar de las declaraciones «muy pocos países» están colaborando con la ONU, UE y los países limítrofes para reasentar a los refugiados.

En este sentido, sostiene que la UE ha propuesto la implantación del visado humanitario que permita la recolocación de estos refugiados mediante una entrada legal y segura.

La vicesecretaria general y portavoz socialista de exteriores, Elena Valenciano, ha declarado por su parte que, ante la tragedia que supone la llegada masiva de inmigrantes a las costas europeas, víctimas de organizaciones que se lucran con el tráfico de personas, es «imprescindible y urgente» poner en marcha una política europea de inmigración, así como una estrategia conjunta que coordine medios e instrumentos políticos para ser eficaces y frenar la pérdida de vidas.

Así, afirma que España debe impulsar esta política común tanto por ser uno de los países miembros con más kilómetros de litoral marítimo como por la experiencia española como país receptor.

Finalmente, concluye que es «urgente» establecer mecanismos legales que posibiliten la acogida en la UE de las personas que tienen que huir de sus países y que se encuentran en situación de peligro, desamparo y máxima necesidad.