Quantcast

El presidente cántabro pide «castigos más duros» para políticos corruptos

Ignacio Diego afirma que los derroteros independentistas son «absolutamente inconvenientes»

SANTANDER, 15 (EUROPA PRESS)

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha reclamado «castigos» con «añadido de dureza» para los políticos corruptos, con penas que sean «ejemplarizantes» y eviten «tentaciones».

Y es que, a su juicio, un problema importante del país es el político, junto al económico y el cultural, problema que nace de los «vicios» de unos pocos servidores públicos, «los menos, pero los que dan la nota», que anteponen su interés personal al de los ciudadanos y buscan «atajos» para su enriquecimiento personal.

El jefe del Ejecutivo se ha expresado así en un encuentro con becarios latinoamericanos de la Fundación Botín, ante los que ha manifestado también que los derroteros independentistas son «absolutamente inconvenientes».

Se ha referido así a la problemática cultural que en estos momentos existe en España ante la pretensión de algunas comunidades de «retocar permanentemente, reescribir la historia y sembrar el germen de la disensión y la separación».

Para el presidente cántabro, estas comunidades, concretamente País Vasco y Cataluña, son las mismas que, pese a tener reconocidos unos «privilegios» económicos que el resto de regiones no tienen, utilizan la diferencia como «herramienta de chantaje» para «ordeñar más la vaca española» y recibir un trato diferenciado, algo que el Gobierno de Rajoy, al igual que hizo anteriormente el de José María Aznar, no va a permitir porque aplica el mismo principio de justicia para todos dentro del marco de solidaridad interregional.

Según ha dicho, la diversidad cultural española debería de ser un motivo de «orgullo» alejado de cualquier tipo de manifestaciones independentistas, que, a su juicio, van por «derroteros absolutamente inconvenientes».

Todo lo contrario, ha añadido, ocurre en Cantabria, una región también histórica de la que ya se hablaba en tiempos de los romanos y que se siente profundamente orgullosa de sus raíces y de su pertenencia a España.

PROBLEMAS ECONÓMICOS

En su intervención ante el grupo de 40 estudiantes latinoamericanos becados por la Fundación Botín, dentro del Programa para el Fortalecimiento de la Función Pública en Latinoamérica, con quienes ha mantenido un encuentro en la Biblioteca Central de Cantabria, el presidente regional ha realizado un repaso general de la historia de España y de la situación actual de nuestro país, que, a su juicio, atraviesa también por un problema económico.

En este punto, se ha referido, además del paro, a los elevados niveles de déficit y de deuda derivados de la gestión del anterior Gobierno socialista de España, gestión que ha obligado al actual Ejecutivo de Mariano Rajoy a realizar una serie de ajustes «imprescindibles» para el sostenimiento de la nación.

A este último, a Rajoy, se ha referido como un «referente admirable de determinación» a la hora de afrontar los problemas con «ejecutividad, claridad de visión y priorización».

CANTABRIA

Mientras en Cantabria, ha subrayado, se está realizando un ejercicio de «sensatez, sentido común y sacrificio compartido» para conseguir la sostenibilidad de la Comunidad Autónoma, porque, tal y como ha asegurado el presidente, «lo sostenible enriquece a medio y largo plazo».

Diego ha explicado que su Ejecutivo ha llevado a la práctica «principios de austeridad en la gestión» para conseguir el equilibrio de las cuentas públicas regionales, es decir, que Cantabria cierre balances con «déficits razonables» que puedan ser asumidos con recursos propios.

«La gente se acostumbró a un periodo en el que todo era a más, a mejor, a más grande, no a lo que podemos», ha dicho el presidente cántabro, que ha reconocido que algunas de las medidas tomadas en estos dos primeros años de legislatura han podido resultar «impopulares».

Pero ha dejado claro que en todo momento su Gobierno está anteponiendo «el interés general al electoral».

Asimismo, ha tildado de «malos políticos» a quienes en las dos anteriores legislaturas hipotecaron a Cantabria y a España «gestionando desde los excesos».

En este sentido, ha apostado por la colaboración público-privada y también por una inversión pública activadora de puestos de trabajo a corto plazo e inductora de ingresos, «pero con el dinero que se tiene, no con el de generaciones futuras, que es un error brutal».

Finalmente, tras compartir más de hora y media con los estudiantes y responder a sus preguntas, el presidente cántabro ha aconsejado a los futuros dirigentes políticos latinoamericanos que continúen con su formación y que nunca olviden la vocación de servicio público.

Ignacio Diego ha estado acompañado en el acto por el director general de la Fundación Botín, Íñigo Sáenz de Miera, que ha puesto el acento en la trascendencia del momento actual para las administraciones públicas y ha elogiado el «sentido común» y la «capacidad de trabajo» del presidente regional para sacar adelante a Cantabria.

El acto se enmarca en la cuarta edición del Programa para el Fortalecimiento de la Función Pública en América Latina, que ofrece a 40 estudiantes universitarios latinoamericanos de alto potencial y vocación de servicio público una formación intensiva en Estados Unidos, Brasil y España, de nueve semanas de duración.

El programa fue diseñado por la propia Fundación Botín y Brown University para alimentar y sustentar esa vocación sobre conocimientos esenciales, potenciando en los participantes las actitudes y competencias necesarias para el buen ejercicio de la función pública.

ALCALDE DE SANTANDER

Por su parte, el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, ha mantenido en el Palacio de la Magdalena un encuentro con los participantes en la cuarta edición del programa.

El regidor informó a los alumnos de los principales proyectos en los que se encuentra inmersa la ciudad, como la reordenación del Frente Marítimo, para la celebración del Mundial de Vela en septiembre de 2014 o la construcción del Centro Botín.

Asimismo, trasladó a los estudiantes los avances experimentados en el campo de la innovación tecnológica, a través de la participación de la ciudad en distintos programas europeos como SmartSantander, que trabaja en los campos de aparcamiento en superficie, sistemas de riego inteligente, realidad aumentada, información medioambiental, control lumínico; OutSmart, dirigido a la aplicación de la tecnología en el alumbrado público; o Burba, para la recogida y gestión de residuos urbanos.