Quantcast

París deporta a una niña gitana durante una excursión escolar

Leonarda Dibrani, una alumna kosovar de 15 años y etnia romaní, fue detenida el martes pasado por la policía mientras realizaba una excursión en autobús con sus compañeros de instituto. La noticia, que recoge El País, la dieron en la mañana del lunes los profesores del instituto André Malraux de Levier, una localidad francesa cercana a la frontera suiza, y ha causado un enorme revuelo en redes sociales.

La familia Dibrani, un padre, una madre y seis hijos de entre uno y 17 años, llevaban casi cinco años viviendo en Francia. Les faltaban solo dos meses para obtener la naturalización. Pero en agosto, el padre cometió un delito, y las autoridades fijaron la deportación de la familia para el 9 de octubre.

El día anterior, el alcalde de Levier, Albert Jeannin, llamó al móvil de la niña y le pidió que le pasara con la profesora que cuidaba de los alumnos en la excursión. Luego, cedió la palabra a un policía, que exigió a la educadora que detuviera el autocar. Poco después, dos agentes de la Policía de Fronteras (PAF) hacían bajar a Leonarda del autobús, que se había parado en el aparcamiento de un instituto, y se la llevaban detenida. Al día siguiente, la familia Dibrani, incluida la bebé Medina, nacida en Francia, era deportada a su país de origen.

La historia ha causado un gran revuelo en las redes sociales, entre otras cosas porque llega en plena ofensiva electoralista del Gobierno socialista tras los ataques del ministro del Interior, Manuel Valls, contra los gitanos del Este de Europa, un asunto aventado por el Frente Nacional que copa el debate político y la precampaña para las municipales de marzo de 2014.

Los profesores de Leonarda han afirmado en una carta abierta publicada por la página web Mediapart que sienten «estupefacción» por la forma en que Leonarda fue detenida.

* SE INCLUYE NOTA DE RECTIFICACIÓN Y DISCULPAS