Quantcast

Se intensifican los análisis sobre la toxina que amenaza al mejillón gallega

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 (EUROPA PRESS)

El Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño en Galicia (Intecmar) trabaja con la «máxima celeridad» para determinar el estado y evolución de la toxina que mantiene cerrados este lunes la totalidad de los polígonos de producción de mejillón en Galicia.

Tal y como ha dictaminado el instituto, desde las 8.00 horas de este lunes se ha procedido al cierre cautelar de las zonas de producción de mejillón cultivado en viveros flotantes que hasta ahora permanecían abiertos –seis en la ría de Vigo y tres en la Ría de Arousa–. Estos cierres cautelares se suman a los ya establecidos anteriormente, con lo que todas las zonas de producción gallegas permanecen por el momento cerradas.

La cuestión ahora es determinar el estado y evolución de la toxina para establecer si estos cierres cautelares se confirman de forma efectiva o se levanta la prohibición de recogida.

Para ello, el Intecmar trabaja con la «máxima celeridad» analizando las muestras recogidas en estas zonas y que permitirán determinar la presencia o no de toxina.

Los cierres cautelares cumplen los augurios de la propia directora del Intecmar, Covadonga Salgado, quien reconoció el sábado que la marea roja «aún puede empeorar», puesto que se está en un «episodio ascendente» de presencia de toxina en las rías gallegas. El cambio en la dirección del viento, asimismo, hace temer que haya llegado a los polígonos que aún continuaban abiertos, algo que determinarán los análisis.