Quantcast

Guindos descarta que el rescate bancario se amplíe a finales de año

«El programa se está cumpliendo en todas las etapas, en todas sus fases y por lo tanto en estos momentos el escenario central, como ha dicho la propia Comisión, es que el programa bancario español expirará a finales de año«, ha destacado De Guindos antes de participar en la reunión del Eurogrupo, en la que se examinará la situación de la banca española.

A su juicio, el cierre del rescate bancario pone de manifiesto «que se ha utilizado bien el dinero disponible» -41.300 millones de los 100.000 millones ofrecidos por el Eurogrupo- y que la posición de la banca española es «completamente distinta» a la de hace un año.

«El programa ha producido sus frutos: tenemos una banca más solvente, tenemos una banca que en estos momentos está en condiciones de apoyar la recuperación económica en España y que ya no genera dudas e incertidumbres, sino que además está preparada para la revisión que se va a producir de los activos bancarios cuando a mediados del año que viene el BCE sea el responsable de la supervisión de la banca española», ha asegurado el ministro de Economía.

Guindos ha negado haber recibido presiones del Eurogrupo para pedir una prórroga por si surgen nuevas necesidades de capital tras los test de estrés. «Ha sido un proceso en el cual el consenso ha surgido de forma muy natural», ha señalado.

«En estos momentos, el escenario central es que el programa se agota y que se han cumplido todos los objetivos del programa. Yo creo que eso es muy importante para España y también es muy importante para la propia UE y para la zona euro. Es un elemento que pone de manifiesto que la decisión fue correcta y se ha implementado correctamente», ha insistido.

ESPAÑA QUIERE QUE LOS TEST DE ESTRÉS SEAN RIGUROSOS

El ministro de Economía ha reclamado que la nueva ronda de test de estrés del BCE a la banca europea sea un ejercicio «estricto» y «riguroso» para que genere credibilidad en los mercados. 

«La cuestión fundamental es que el ejercicio se perciba desde fuera, por parte de los mercados y por parte de todos los analistas, como un ejercicio serio y como un ejercicio riguroso y como un ejercicio estricto, como ocurrió con el caso español», ha apuntado Guindos.»Tiene que ser un ejercicio similar al que se hizo en España porque creemos que es mucho más importante esa percepción de seriedad, ese generar confianza y credibilidad, que el resultado en términos de necesidades de capital», ha señalado el ministro de Economía.