Quantcast

Uno de los principales partidos de la CNFORS rechaza participar en Ginebra 2

MOSCÚ, 13 (EUROPA PRESS)

El líder del Consejo Nacional Sirio (CNS), George Sabra, ha manifestado este domingo su negativa a participar en una conferencia política con las autoridades sirias pactada ya por Estados Unidos y Rusia. El CNS cuenta con 22 de los 60 representantes del órgano de gobierno de la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS), que aglutina a las organizaciones contrarias al régimen del presidente sirio, Bashar al Assad.

«Participar en la reunión no serviría para nada a los sirios», ha afirmado Sabra en declaraciones a la agencia de noticias rusa RIA Novosti. El dirigente opositor ha asegurado incluso que se retirarán de la CNFORS si ésta sí accede a participar en la conferencia de Ginebra.

«La decisión (de no participar) la tomó ayer la secretaría general» del CNS, ha explicado Sabra en declaraciones telefónicas desde Francia. La medida es una respuesta a la tibia respuesta internacional ante la guerra en Siria, según Sabra, que se ha referido expresamente a la «masacre masiva de civiles», la falta de alimentos, y más recientemente, al uso de armas químicas.

Sabra ha señalado que la estrategia a seguir a partir de ahora se decidirá mediante un proceso de consulta en el que participarán los propios sirios que viven en el país, no sólo los exiliados, incluidos los miembros del Ejército Libre Sirio, la principal alianza de milicias insurgentes.

Ginebra 2 es una iniciativa propuesta por Estados Unidos y Rusia para lograr una salida política, pacífica y negociada a la guerra civil en la que se encuentra sumida Siria tras más de dos años y medio de enfrentamientos. El régimen sirio ya ha accedido a participar en la conferencia sin ningún tipo de condición previa.

El CNS se formó en 2011 con el formato de un gobierno alternativo al de Al Assad y consiguió el reconocimiento diplomático de países como Francia, Reino Unido o Estados Unidos. En noviembre de 2012 se integró en la CNFORS que cuenta ya con el reconocimiento de 20 miembros de la ONU como el único representante legítimo del pueblo sirio y controla el asiento de Siria en la Liga Árabe.