Quantcast

Concha Velasco: «Nunca he notado la diferencia de trabajar en Catalunya o en otro sitio»

BARCELONA, 10 (EUROPA PRESS)

La actriz Concha Velasco ha revelado este jueves que nunca ha notado la diferencia entre trabajar en teatros catalanes o en salas del resto de España, y ha asegurado que siempre se ha sentido muy cómoda en Catalunya.

«Nunca he notado la diferencia de trabajar aquí o en otro sitio», ha concretado Velasco durante un acto de homenaje organizado en la Filmoteca de Catalunya, en Barcelona, por la Acadèmia de Cinema Català y la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, en el marco de un acuerdo para promover la obra de los Premios de Honor que otorgan ambas entidades.

Ha recordado que en Barcelona filmó sus primeras películas y ha ensalzado el cine producido en Catalunya: «Pa Negre es una de las mejores películas de los últimos tiempos», ha asegurado.

«No quiero hablar de política ni opinar de nada porque quiero vender entradas», ha bromeado Velasco, que ha criticado que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, haya puesto en duda la calidad del cine español.

Ha defendido que en España se producen películas de mucha calidad, lo que se refleja en el hecho de que este fin de semana los cuatro filmes con más recaudación llevan sello español: «Montoro cuenta unos chistes tremendos, pero que no tienen ninguna gracia».

DIÁLOGO Y COMPRENSIÓN

La presidenta de la Acadèmia de Cinema Català, Isona Passola, ha ensalzado la colaboración entre las academias catalana y española: «Demuestra que el arte lo puede todo. Es una forma suprema de diálogo y comprensión», ha asegurado.

Passola ha destacado la trayectoria profesional de Velasco, además de su «valía personal, humanidad y buen trato».

La vicepresidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, Judith Colell, por su parte, ha subrayado la entrega y esfuerzo de Velasco, una actriz capaz de aglutinar la admiración «de un amplio abanico de personas de todas las edades».

El acto de homenaje, al que no ha podido acudir el conseller de Cultura, Ferran Mascarell, porque se encontraba en el Parlament, ha culminado con la proyección del film protagonizado por Velasco 'Pim, pam, pum, fuego' (1975), de Pedro Olea.