Quantcast

Juez archivó la denuncia de la víctima de Paiporta (Valencia) después de que Fiscalía no viera riesgo y ella se retirase

VALENCIA, 10 (EUROPA PRESS)

El juzgado de Violencia número 1 de Valencia archivó en abril de 2009 la denuncia que interpuso la mujer de la localidad valenciana de Paiporta que falleció este miércoles a manos presuntamente de su pareja después de que Fiscalía no viera riesgo alguno y de que ella no quisiera continuar con el proceso, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

La víctima acudió el 23 de abril de 2009 a una Comisaría de Policía Nacional de Valencia, ciudad en la que residía en ese momento, para denunciar que su pareja, con el que había suspendido la convivencia, la había zarandeado en el transcurso de una discusión por las visitas con el hijo menor en común, de 12 años en la actualidad.

Al día siguiente, se incoaron diligencias urgentes en el juzgado a las que incorporaron la declaración que prestó la mujer ante la Policía y el parte médico en el que se recogía que no se apreciaba lesiones, aunque sí un hematoma y una escoriación.

Inicialmente la víctima solicitó una orden de protección con alejamiento y prohibición de comunicación, y como medidas civiles la guardia y custodia del niño, el uso de la vivienda y una pensión por alimentos de 300 euros y pago por el alquiler, según el TSJCV.

En este procedimiento, la Fiscalía no apreció riesgo alguno y solicitó el archivo de la causa. Ante esa petición, la abogada de la víctima no instó la continuidad de la causa, según han apuntado las mismas fuentes. El juez, por tanto, archivó la causa aunque derivó a la mujer al servicio de atención a las víctimas del delito.

REANUDARON LA CONVIVENCIA

En este servicio, al día siguiente, la víctima dijo no necesitar nada porque la pareja había reanudado la convivencia. Ante ese relato, el servicio de atención a la víctima del delito dio cuenta al juez, quien solicitó entrevistarse de nuevo con ella. La víctima acudió al juzgado y se reafirmó en que la pareja ha reanudado la convivencia, dejando atrás el episodio denunciado días antes.

La mujer, de 48 años y nacionalidad española, falleció esta miércoles presuntamente como consecuencia de las puñaladas de su pareja, de 42 años, natural de Sierra Leona. Ambos mantenían una relación desde hace 14 años y tenían un hijo en común de 12 que estaba presente en la vivienda en el momento del crimen, cometido en la vivienda de la víctima, en la localidad valenciana de Paiporta, según fuentes municipales.