Quantcast

Defensor del Pueblo Andaluz analiza la coordinación de urgencias hospitalarios y sociales tras muerte del joven polaco

SEVILLA, 10 (EUROPA PRESS)

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, ha abierto una actuación de oficio dirigida a la Consejería de Salud, Igualdad y Políticas Sociales, al Servicio Andaluz de Salud, al Hospital Universitario 'Virgen del Rocío' de Sevilla, al Ayuntamiento de la capital y al Centro de Acogida Municipal de Sevilla para analizar la coordinación de las urgencias hospitalarias y las sociales, tras el caso de Piotr Piskozub, el joven de nacionalidad polaca fallecido en el centro de acogida municipal para personas en situación de exclusión y sin hogar de Sevilla.

En el texto de dicha actuación, ya anunciada por el propio Defensor el pasado jueves 4 de octubre tras tener conocimiento de los hechos, la Institución señala que «ha tenido conocimiento a través de los medios de comunicación de que un joven de nacionalidad polaca, identificado como Piotr Piskozub, falleció este miércoles en el albergue municipal con síntomas de desnutrición y cuando aguardaba la cola para el almuerzo. La víctima, de 23 años, pesaba sólo unos 30 kilos y acababa de recibir el alta médica en la madrugada del miércoles en el hospital Virgen del Rocío, según confirmaron fuentes municipales».

Según las crónicas periodísticas, continúa dicha actuación, consultada por Europa Press, «todo apunta en principio a que la muerte se produjo por causas naturales», pero el juzgado de guardia «ha abierto diligencias previas para investigar lo sucedido, como se hace habitualmente cuando se produce una muerte en estas circunstancias y a la espera de las conclusiones de los forenses, explicaron fuentes judiciales».

Asimismo, apunta la Defensoría, la noticia «continúa relatando que el joven polaco había llegado al albergue de la calle Perafán de Ribera la misma madrugada del miércoles, tras haber recibido el alta médica». Además, prosigue, desde el hospital Virgen del Rocío «se alertó a los servicios de emergencia social del Ayuntamiento, que trasladó a esta persona hasta el albergue, donde los técnicos le atendieron y por la mañana le dieron el desayuno con normalidad, como al resto de personas acogidas». Desde el Ayuntamiento «explicaron que, al proceder esta persona de un centro hospitalario, se le prestó incluso una mayor atención», precisa la actuación.

La muerte del joven «se detectó sobre las dos de la tarde de este miércoles, cuando Piskozub se hallaba aparentemente dormido en un sofá de la sala de televisión y esperaba junto a una veintena de personas en la sala contigua al comedor», señala la queja, que indica que desde el albergue municipal «se alertó a la Policía y a los servicios sanitarios del 061, que enviaron a la zona una ambulancia».

Los facultativos «no pudieron más que certificar el fallecimiento» y «poco antes de las cuatro de la tarde de este miércoles los servicios funerarios procedieron a levantar el cadáver del ciudadano polaco».

De este modo, el Defensor apunta, que a la vista de los hechos expuestos y de los derechos constitucionales y estatutarios que puedan verse implicados, como son el derecho a la vida y el derecho a la protección de la salud, y haciendo uso de la posibilidad que otorga el artículo 10, apartado 1 de la Ley reguladora del Defensor del Pueblo Andaluz, «se procede a la apertura de queja de oficio, ante la Dirección Gerencia del hospital Virgen del Rocío y ante el centro de Servicios Sociales especializados del Ayuntamiento de Sevilla, CAM Perafán de Ribera», concluye esta actuación de oficio.