Quantcast

Cuidados para evitar el envejecimiento de la piel de los 25 a los 30 años

A partir de los 25 años es muy importante que empieces a cuidar tu piel como una mujer adulta; deberás dejar en el pasado los exfoliantes y cremas contra el acné para dar sitio a productos pensados en retardar el envejecimiento de la piel. En esta edad, la falta de hidratación puede dejar tu piel reseca, además pueden aparecer manchas castañas de sol y al sonreír, puede que una u otra pequeña marca de expresión o ligeras arrugas empiezan a aparecer alrededor de tus ojos.

Si te identificas con estas señales, ¡bienvenida! No te desesperes, todas pasamos por este momento. La buena noticia es que, con algunos cuidados diarios sencillos, puedes prevenir el aparecimiento de las arrugas y mantener tu piel joven, saludable y bonita como siempre.

Limpieza: lavar el rostro es fundamental en cualquier edad para mantener la piel saludable y libre de bacterias. Limpia tu piel por la mañana y por la noche con un jabón especifico para tu tipo de cutis y posteriormente aplica un tónico facial para regular el pH.

Malos hábitos: verás que los excesos con alcohol, comida y tabaco empiezan a repercutir efecto. Intenta cambiar tu estilo de vida, comiendo más sano, excluyendo o evitando las bebidas alcohólicas y el cigarro. Todas estas sustancias son las enemigas de la piel bonita.

Protector solar: será tu mejor amigo a partir de ahora. Ayuda en la prevención del cáncer y protege del envejecimiento precoz. Todos los días, sea un sol de 40 grados o tormenta, debes aplicar el protector solar en tu cara.

Crema hidratante: como la hidratación de la piel se reduce es normal que se reseque y que aparezca algún picor o manchas. Para reverter este proceso, invierta en una crema hidratante realmente buena. Dúchate con agua en temperatura ambiente.

Crema anti edad: este producto ya puede hacer parte de tu neceser. Las cremas como vitamina A y retinoides son ideales para este fase., ya que aumentan la renovación celular y producción de colágeno. Ácidos nocturnos, como el glicólico, son antioxidantes y pueden ser usados para prevenir, proteger y corregir el envejecimiento celular.