Quantcast

Consejos de motivación para ir al gimnasio y cuidar tu cuerpo

Practicar ejercicios físicos regulares es más que una opción, es una necesidad para mantener tu organismo funcionando correctamente. Los ejercicios físicos cuando aliados a una dieta equilibrada son la fuente de estilo de vida saludable que buscas tener. Es todo muy romántico en la teoría, pero en el día a día…Falta motivación para seguir los objetivos y sobran hamburgueserías en la ciudad. 

Aprende a mantener el estimulo para cumplir tus actividades físicas diarias y no serás más la «turista» de tu gimnasio:

Según el personal trainer de la actriz Gwyneth Paltrow, no hay mejor motivación que mirarte profundamente en el espejo para ver de cerca como tu cuerpo está envejeciendo o reaccionando ante los malos hábitos que tienes. Es la mejor motivación para continuar haciendo ejercicios y cuidar un poco más de ti misma.

Evalúa, sin ser cruel, la real necesidad que tienes de hacer ejercicios y tonificar tu cuerpo. Prueba dar un par de saltos ante el espejo y verás como todo se mueve; es señal de flacidez que puede ser remediada con buenas dosis diarias de ejercicios.

Mantenga siempre el buen humor, incluso cuando tienes que ir al gimnasio bajo tormenta o en el día más frío del año. Intenta ahuyentar sentimientos de desanimo o tristeza y asocia la ida al gim a tu autoestima por las nubes y enorgullécete de ti misma cuando completes tus series de ejercicios.

Haz amistades en el gimnasio; construye relaciones sociales en el ambiente del gimnasio puede ser un estimulo que te ayude a no faltar. Esta conexión con otras personas te estimula a comparecer, aunque sea para cotillear con las chicas.

La banda sonora es fundamental para las actividades físicas. Cuando tengas un tiempo, prepara una lista de las canciones que más te motivan para escucharlas cada vez que vayas ejercitarte.

Haz un pacto con tus colegas de trabajo y con tu pareja; cuando más gente decide cambiar sus hábitos y empezar e moverse en el gimnasio, más motivación tendréis para seguir adelante. Trabajar en equipo favorece aun más la rutina de ejercicios, muy aburrida para algunas personas.

Antes de desistir, piensa en todo lo que ya hiciste y los resultados que lograste. ¿Quieres desistir ahora? Piensa como estará tu cuerpo en 1 año si dejas el gimnasio ahora. ¿Es lo quieres? Yo creo que no, así que ponte zapatillas y ¡a sudar la camiseta!