Quantcast

'Dioses y perros': Hugo Silva desata la locura en Vallecas

Hugo Silva se reúne con el equipo de rodaje de 'Dioses y Perros', película codirigida por David Marqués y Rafa Monstesinos que ayer tuvo su último día de grabación en el popular parque de Madrid. «Esto se hace aquí porque estamos en una montaña de mierda; no puedo explicar más», comentaba Marqués a los medios convocados a la cita. Cierto: las siete colinas entierran los escombros de las antiguas casas (más bien infraviviendas) de Palomeras del Madrid de los años 50 y 60. Como cierto es también que desde cualquiera de ellas, apartadas como están de cualquier ruta turística de Madrid, hay unas vistas inmejorables del skyline de la ciudad.

El caso es que ayer fue el punto elegido para poner punto y final al rodaje de la película, que arrancó en Valencia y pasó luego por Carabanchel y otros puntos de Vallecas.

Elenco y sinopsis

'Dioses y Perros' está protagonizada por Hugo Silva, Megan Montaner, Elio González, Ricard Sales, Juan Codina, Enrique Arce, Miriam Benoit y Víctor Palmero. 

La película cuenta la historia de dos hermanos con una dependencia mutua que pasa del uno al otro. Habla también de la relación entre dos amigos, en la que la lealtad y la traición dura todo el metraje. Y narra también la historia de dos personas que se conocen y se convierten en la salvación y esperanza del otro.

La cinta gira en torno a Pasca (Hugo Silva), cercano a los 40, hace años dejó el boxeo, ahora trabaja de sparring, soportando los golpes de jóvenes aspirantes que sueñan con hacer carrera. Abandono el boxeo y la esperanza el día en que la fatalidad hizo que estrellara el coche que conducía, ocasionando la muerte de sus padres y la invalidez de su hermano Toni (Elío González), al que cuida desde entonces, en una relación de falsa dependencia.

Fonsi (Juan Codina), su mejor amigo, es un exboxeador alcohólico que malvive al borde del abismo con una mujer y un hijo que cuidar. Al igual que con Toni. Pasca mantiene con él una relación fraternal y un espejo en donde no le gustaría mirarse.

Pasca, anclado en su vida y aferrado a las crisis, tratará de despertar de su pesadilla, ante la irrupción en su vida de Adela (Megan Montaner) una joven profesora que llega al barrio. Los problemas con Toni y con Fonsi le situarán en una difícil encrucijada que cambiará su vida para siempre.