Quantcast

La Guardia Civil detiene a 76 personas de una organización que distribuía y vendía artículos de marcas comerciales

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil, ha detenido a 76 personas e imputado a otras 25, acusadas de delitos contra la propiedad industrial e intelectual, que pertenecían a una de las mayores organizaciones afincadas en España dedicada a la distribución y venta de artículos de conocidas marcas comerciales, especialmente ropa deportiva, complementos de vestir y perfumes.

Según ha informado la Guardia Civil, se ha incautado género falsificado, especialmente ropa deportiva, perfumes y complementos de vestir, por valor de más de 2,4 millones de euros y 20.470 euros en efectivo. Además se han intervenido 18 vehículos.

La organización, que sólo el año pasado distribuyó más de 250.000 artículos falsificados por distintos puntos del territorio nacional, operaba desde las provincias de Cádiz, Sevilla, Huelva, Orense, Badajoz, Álava, Ciudad Real y Albacete.

OPERACIÓN POLICIAL

La operación policial, bautizada 'Walking', se inició al detectar a varias personas procedentes principalmente del Magreb y África Subsahariana, que se dedicaban a la venta de artículos falsificados de conocidas marcas comerciales.

Tras las primeras investigaciones, los agentes detectaron que estas personas eran captadas por un grupo organizado para la distribución del género falsificado y, debido a su situación personal y económica vulnerable, lo aceptaban a cambio de unos pequeños beneficios por las ventas.

Asimismo, los agentes se percataron de que la mercancía obtenida –principalmente de Portugal– era almacenada en Orense donde la organización tenía su centro de operaciones. Posteriormente, era distribuida mediante empresas de paquetería y centros de distribución intermedios situados en Cádiz, Sevilla, Huelva, Badajoz, Álava, Ciudad Real y Albacete, como a vendedores itinerantes por toda la geografía española.

La organización utilizaba un complejo sistema de ingeniería financiera, que mediante el uso de testaferros y sociedades interpuestas, les permitía incluir en el circulo legal los grandes beneficios obtenidos con estas actividades habiendo sido utilizados para la financiación del crimen organizado.

La Guardia Civil ha recordado que esta actividad ilícita perjudica a un gran número de trabajadores y propietarios de medianos y pequeños establecimientos que tienen a la venta este tipo de artículos. Este sector ha visto caer el pasado año las ventas respecto a años anteriores. En algunos casos el porcentaje de las pérdidas económicas registradas han alcanzado hasta un 85%, lo que ha conllevado en muchos casos el cierre de algunos negocios