Quantcast

El fiscal de Barcelona pide protocolizar el uso de munición antidisturbios

BARCELONA, 3 (EUROPA PRESS)

El fiscal de Barcelona Miguel Ángel Aguilar ha descartado opinar sobre la idoneidad de las pelotas de goma que usan los Mossos d'Esquadra aunque ha reclamado que la munición antidisturbios se protocolice hasta «el último detalle y que quienes la usen tengan la adecuada capacitación y formación».

En su intervención en la comisión de estudio de los modelos de orden público y uso de las pelotas de goma del Parlamento, Aguilar ha declarado: «No voy a entrar en qué herramientas debe usar la policía, no es nuestra función», porque corresponde al Gobierno catalán y el Parlamento.

La petición del fiscal de protocolizar el uso del material antidisturbios llega después de que este lunes el jefe de la Brigada Móvil (Brimo) admitiera ante el juez que instruye el caso de Ester Quintana, quien perdió un ojo en la huelga general del 14 de marzo de 2012 presuntamente por una pelota de goma, que el control de esta munición es manual y que no se hace ningún informe escrito tras usarlo, y que anunciara mejoras en este sentido.

Este jueves, ante la presencia de Ester Quintana, con quien al terminar su intervención ha intercambiado unas palabras, Aguilar ha pedido que tenga la «tranquilidad de que en el procedimiento el fiscal está haciendo su trabajo» ya que se está investigando los hechos con profundidad y profesionalidad, según sus palabras.

WEB DE MOSSOS

El fiscal ha indicado que en su análisis del impacto sobre los derechos fundamentales de la página web de Mossos creada para identificar a vándalos concluyó que no vulnera derechos fundamentales como la presunción de inocencia y el derecho al honor y a la intimidad.

Respecto al derecho a la imagen, consideró que podía verse afectado pero que en este caso estaba justificada la difusión de imágenes porque había indicios de delito de las personas exhibidas y por la gravedad del delito: «Consideramos que era necesaria y proporcional y respondía a los criterios fijados por la jurisprudencia», ha sentenciado.

Respecto a la difusión de imágenes de menores, que «no se pueden difundir bajo ningún concepto», en este caso –hubo dos imágenes de menores– no hubo vulneración porque se colgaron en el portal pensando que eran adultos y cuando se descubrió su edad, se retiraron.

Ha puntualizado que no se le ha nombrado como fiscal especializado en temas de orden público, sino que el 20 abril de 2012 se le designó como interlocutor de los cuerpos y fuerzas de seguridad para guiarles en la confección de atestados para que tengan más material probatorio.

«No hay ningún fiscal especial porque no requiere una intervención especializada», ha aclarado, además de explicar que se creó su figura al constatar que una minoría significativa provocaba daños importantes que afectaban a comercios, personas y generaba grave peligro, y ante por temor fundado –ha dicho– que se pudiera repetir.

Ha lamentado que la Justicia no haya podido esclarecer lo que le ha ocurrido a las siete personas que han perdido un ojo presuntamente por la acción de una pelota de goma: «Esa es la frustración que tiene el derecho penal», ha lamentado.