Quantcast

Duran dice que la historia demuestra que las 'terceras vías' han funcionado

BARCELONA, 2 (EUROPA PRESS)

El líder de UDC, Josep Antoni Duran, ha admitido este miércoles que discrepa del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y ha asegurado que sí que han funcionado las 'terceras vías' fruto de un acuerdo entre Cataluña y el resto del Estado.

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, Duran ha destacado que no comparte las palabras de Mas, quien en el Debate de Política General aseguró que en los últimos 100 años, las 'terceras vías' no han funcionado.

Ha asegurado que los 23 años de gobierno de Jordi Pujol, basados en el acuerdo y el diálogo, fueron un éxito, y ha recalcado que «la democracia exige discrepancias, incluso entre socios», pero ha dejado claro que Mas sabe que el líder de UDC está a su servicio.

Ha admitido que ha notado que hay gente de CDC que se inquietó por el artículo que publicó días antes del Debate Político General, que tuvo lugar entre el miércoles y el viernes de la semana pasada, y ha admitido que «no fue oportuno» publicar ese texto.

Eso sí, ha dejado claro que las tesis del artículo son vigentes: «Sigo pensando que la política es diálogo», ha emplazado a no estigmatizar a las personas que, como él, piden que el debate no se centre únicamente en la independencia, y ha asegurado sentir un gran dolor cuando le llaman 'botifler'.

Duran ha abogado por la continuidad de CiU, y ha destacado que sería un error que el proceso soberanista comportase la ruptura entre CDC y UDC y también del PSC, y un fortalecimiento de C's y ERC.

También ve equivocado pensar que en CiU «el problema es Duran», y ha recalcado que las tesis que él defiende son las mismas que tienen otros miembros del comité de gobierno de UDC, entre los que ha citado a los consejeros Joana Ortega, Ramon Espadaler y Josep Maria Pelegrí, y Antoni Font.

Además, ha señalado que en sus manifestaciones públicas respeta el programa electoral con el que CiU concurrió en las elecciones autonómicas de noviembre de 2012, donde no se habla de independencia sino de «Estado propio», por lo que también se contempla el modelo confederal que defiende.

ACORDAR LA CONSULTA

También ha dicho que sería «un gravísimo error» que CiU y ERC no pactasen la pregunta de la consulta con otras fuerzas, y ha recalcado que pide al Estado varios gestos, que pasan por el pacto fiscal, la retirada de la Lomce, el blindaje de competencias a la Generalitat como cultura y lengua y unos Presupuestos Generales del Estado (PGE) que no castigasen a Cataluña.

Ha rechazado una eventual declaración de independencia aprobada unilateralmente por el Parlamento catalán, y al preguntársele sobre el diálogo entre PP y PSC, ha destacado que «hablar nunca es malo, incluso con el diablo», pero ha expresado sus dudas de que puedan alcanzar acuerdos.

Ha asegurado que si él fuese un presidente de una entidad bancaria, «estaría preocupado» por la independencia, por si Cataluña se quedará dentro o fuera de la Eurozona, y también ha emplazado a escuchar a los distintos portavoces de las instituciones europeas, que han dicho durante las últimas semanas que una eventual secesión dejaría a esta comunidad fuera de la UE.

Ha destacado que en estos momentos en Madrid no tiene «ninguna capacidad de influencia» ante la mayoría absoluta del PP, y que su papel es el de la interlocución, y ha cuestionado las formas del Gobierno, por promover unos Presupuestos Generales del Estado (PGE) que en su opinión son un claro incumplimiento de la legislación vigente.