Quantcast

Consejos útiles para evitar la intoxicación alimentaria

Los síntomas de la intoxicación alimentariapueden aparecer hasta 12 horas después de ingerir el alimento en malas condiciones. El problema es que ni todos los alimentos estropeados denuncian su mal estado de consumo. Algunas veces, los alimentos responsables por la intoxicación presentan apariencia, olor e incluso sabor normales, lo que puede dificultar el reconocimiento de su contaminación por bacterias o microorganismos.

La mejor forma de evitar la intoxicación es un poco obvia, pero cierta: consumir alimentos preparados en casa, manipulados con total higiene. Sin embargo, con el ritmo frenético de la vida moderna que nos acompaña diariamente ni siempre tenemos el privilegio de comer comida casera. Acabamos optando por opciones rápidas y practicas vendidas en bares, cafeterías o restaurantes sin saber exactamente la forma que estos alimentos son almacenados y manoseados.

¿Cómo evitar alimentos contaminados vendidos en bares o restaurantes? Observa las condiciones de higiene del establecimiento e incluso de la persona que te atiende y cocinero; mira sus ropas, uñas, cabellos, la forma que manosea los alimentos y si suele tocar la comida y el dinero a la vez. Analiza también el color, aroma y sabor de la comida o bebida que está siendo vendida. Las neveras deben estar funcionando perfectamente, las basuras deben estar tapadas.

El campeón de la intoxicación alimentaria es la mayonesa, así que evita el consumo de salsas, mayonesa casera, así como alimentos crudos.

¿Cómo evitar alimentos contaminados en casa? Los alimentos de origen animal son lo que más exigen atención en el momento de preparar o consumir. Evita comer huevos con la yema cruda, así como pollo o carne roja demasiado mal hecha. Alimentos consumidos normalmente crudos como frutas y verduras deben ser lavados con agua corriente y almacenados en la nevera. Puedes dejarlos también en una solución con agua y vinagre por algunos minutos.

Cuando compres los alimentos en el supermercado, mira atentamente el embalaje de los productos, fecha de caducidad, tiempo de conservación y los mismos están perfectamente cerrados.