Quantcast

Los padres de Asunta Basterra podrían ser acusados de asesinato

El juez que instruye la investigación sobre la muerte de Asunta Basterra, José Antonio Vázquez Taín, espera los resultados del informe para determinar si hubo o no premeditación.

Si se demuestra que la pequeña fue drogada con diazepam o algún otro medicamento, la imputación de los padres podría pasar de homicidio a asesinato, un delito con penas mucho mayores. En caso de homicidio, el culpable es condenado a entre un año y quince años de prisión, mientras que el asesinato está penado con entre quince y veinticinco, entre otras cosas, porque se considera que la víctima no ha tenido la oportunidad de defenderse.

UNA COMIDA EN CASA DEL PADRE

El día de la presunta desaparición y posterior muerte de la niña toda la familia comió en el piso de Alfonso Basterra, situado a escasos metros del domicilio de la madre y la niña. Los investigadores consideran que fue durante este almuerzo cuando la niña pudo ser drogada y posteriormente trasladada al chalé rural de la familia en Teo.

También queda por confirmar que la cuerda que se halló junto al cadáver de la niña pertenece al mismo rollo encontrado en la casa rural, que ya ha sido presentado como prueba de cargo.