Quantcast

La madre de Asunta cambia su versión

Rosario Porto ha cambiado su versión de los hechos. Después de que el juez le mostrase las imágenes de la cámara de seguridad en las que aparece con su hija Asunta cuando ésta supuestamente ya había desaparecido, la abogada ha matizado su declaración inicial.

Según esta primera versión, había dejado a su hija en su casa de Santiago haciendo los deberes cuando se ausentó durante más de dos horas a hacer unas compras. No volvió a verla. Ahora admite, sin embargo, que llevó a su hija consigo al chalé de la familia en Teo, pero asegura que perdió su rastro tras su regreso a Santiago. Según La Voz de Galicia, el relato se ha vuelto aún más rocambolesco al declarar que se dejó olvidado el bolso en el chalé y regresó a buscarlo, tras dejar a la niña en una plaza cercana a su casa de Santiago.

LA VERSIÓN DEL PADRE

Fuentes jurídicas consultadas han confirmado que Alfonso Basterra ha mantenido su inocencia en el caso durante el interrogatorio que ha tenido lugar este viernes en los juzgados compostelanos.

El padre de la menor, periodista de 49 años de edad, se había negado a declarar ante la Guardia Civil desde que el pasado miércoles fue detenido por su vinculación con el crimen de su hija adoptiva, un día después que su mujer, Rosario P.O.. Este viernes ha contado su versión de los hechos ante el titular del Juzgado de Instrucción número dos de Santiago de Compostela, José Antonio Vázquez Taín, durante unas dos horas.

Alfonso B.C. acudió junto con su mujer a las 22.31 horas del pasado sábado a interponer una denuncia ante la Policía en Santiago por la desaparición de su hija. Tal y como recoge esta denuncia, Rosario P.O. indicó que, cuando llegó a su domicilio tras hacer unas compras, se encontró la puerta cerrada con llave y la alarma conectada. La niña no se encontraba allí.

Por ello, la madre llamó a su exmarido, que vive a escasos 25 metros de su domicilio, para comprobar si estaba con él. Al no tener noticias de la menor y tras esperar «un tiempo prudencial», los padres aseguraron que se pusieron en contacto con varios conocidos y amigos de la niña con resultado negativo.