Quantcast

El empresario Fernando Sarasola niega haber blanqueado dinero de la red de Gao Ping

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El empresario Fernando 'Gigi' Sarasola ha negado este viernes en la Audiencia Nacional haber blanqueado dinero procedente de la red liderada por el marchante de nacionalidad china Gao Ping y ha asegurado que no tiene ninguna relación con esta trama, según informaron fuentes jurídicas.

El juez Fernando Andreu ha tomado declaración al exjinete Fernando Sarasola como imputado en el marco del 'caso Emperador', en una comparecencia en la que la Fiscalía Anticorrupción no ha solicitado medidas cautelares en su contra.

Durante su declaración, Sarasola ha aseverado que ni él ni sus empresas han efectuado las transferencias de Suiza a China que son investigadas en el marco del 'caso Emperador' y ha agregado que no conoce a los integrantes de la organización dirigida por Gao Ping.

Sarasola, imputado a petición de la Fiscalía Anticorrupción, se habría valido presuntamente del entramado para realizar operaciones de blanqueo de capitales, tras lo que habría recibido pagos en metálico por parte de la denominada trama hebrea de la organización, que lideraba presuntamente la ciudadana israelí Malka Mamman Levy, según las fuentes consultadas.

ACTIVIDADES DE LA TRAMA HEBREA

Andreu imputó en junio pasado por este mismo procedimiento a 15 empresarios, entre los que se encontraban tres primas lejanas del rey Juan Carlos. Una de ellas, María Ilia García de Sáez Borbón Dos Sicilias, admitió ante el juez que en diciembre de 2012 se acogió a la amnistía fiscal para regularizar sus fondos en Suiza.

La trama hebrea de la supuesta red de evasión fiscal liderada por Gao Ping blanqueaba dinero a «reputados» joyeros de la comunidad judía que estaban asentados tanto en España como en Israel, según un oficio del Cuerpo Nacional de Policía contenido en el sumario de la 'operación Emperador'.

Las actividades de la red corrían a cargo de la rama empresarial dirigida por Malka Mamman Levy, a la que la Fiscalía Anticorrupción considera «eje vertebrador de la organización criminal especializada en blanqueo de capitales», «nexo de unión» entre la estructura internacional y los clientes españoles, y «enlace de una serie de intermediarios de ámbito nacional dedicados al mercado del dinero negro».