Quantcast

Alfonso Basterra y Rosario Porto, ¿los nuevos asesinos mediáticos a la altura de José Bretón o Antonio Anglés?

Alfonso Basterra y Rosario Porto están en el ojo del huracán.

Han sido imputados por asesinar a su hija Asunta de tan solo 12 años de edad en un crimen que, desgraciadamente, toma el testigo mediático del de los niños de Córdoba.

Está por demostrar si fueron ellos quienes asesinaron a la pequeña Asunta pero ya han entrado de lleno en la crónica negra española y a formar parte de ese listado de villanos tristemente conocidos en nuestro país por sus crímenes atroces.

Hoy son ellos, Alfonso y Rosario, pero antes fueron Antonio Anglés, Tony King, 'El Rafita' o Miguel Carcaño, tristes protagonistas mediáticos de nuestra historia negra más reciente que vamos a repasar.

10. SANTIAGO MAINAR SAURAS, EL CRIMEN DE FAGO

El 13 de enero de 2007, el alcalde de la localidad oscense de Fago, Miguel José Grima Masiá, del PP, fue asesinado a tiros. El suceso abrió todos los informativos y fue la apertura de todos los periódicos y la posterior investigación dio la vuelta a los platós de los magazines con más audiencia. Hubo un detenido, Santiago Mainar Sauras, que fue condenado a 20 años de prisión como culpable por asesinar al alcalde. Santiago fue candidato del PSOE a la alcaldía de este municipio. La víctima, al parecer, mantenía múltiples disputas con los vecinos de su pueblo y con los de la vecina Ansó. El suceso dio pie a la producción de una miniserie para la televisión y todo además de manifestaciones de los vecinos en contra del tratamiento que los medios dieron de los hechos.

9. JUAN CARLOS AGUILAR, EL FALSO MAESTRO SHAOLÍN

Uno de los casos más recientes de asesinos en España es el de Juan Carlos Aguilar, de 47 años, un maestro de artes marciales de Bilbao, donde tenía un gimnasio. Este profesor que se hacía pasar por monje Shaolín, fue detenido el domingo 2 de junio después de ser sorprendido en su gimnasio junto a una mujer inconsciente, atada de pies y manos y con golpes y heridas. Tras el arresto confesó ser también el asesino de otra mujer, de la que se encontraron los restos en el propio gimnasio. La mujer que fue encontrada inconsciente, nigeriana, moría días después en el hospital a causa de las heridas. Su primera víctima fue una mujer colombiana de 40 años a la que sus amigos no veían desde hace 12 días. El juicio contra Juan Carlos Aguilar aún no ha comenzado y él sigue encarcelado acusado de dos homicidios.

8. NOELIA DE MINGO, FUNDACIÓN JIMÉNEZ DÍAZ DE MADRID

La médico residente Noelia de Mingo protagonizó uno de los episodios más dramáticos de nuestra historia negra el 3 de abril de 2003 cuando mató a tres personas e hirió a otras siete en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid. De Mingo fue condenada por ello a 25 años de internamiento psiquiátrico, pena que cumple en Fontcalent (Alicante). La razón para esta condena fue que la asesina sufría esquizofrenia paranoide que le hacía sentirse perseguida y ser extremadamente desconfiada. Aquella mañana, Noelia cogió un cuchillo y apuñaló indiscriminadamente a compañeros y pacientes convirtiendo el centro médico madrileño en el escenario real de una película de terror. Muchas cosas se han dicho de la doctora, de su actitud y de por qué estaba trabajando allí con ese problema. Últimamente ha gozado de permisos largos en el centro donde cumple condena. Durante esos permisos es la familia la que asume la tutela de la doctora, cuyo comportamiento en el centro es, al parecer, exquisito.

7. TONY ALEXANDER KING, ASESINO DE ROCÍO WANNINKHOF Y SONIA CARABANTES

Este británico es el protagonista final de uno de los errores judiciales más sonados de España. El 9 de octubre de 1999, la joven Rocío Wanninkhof desapareció en Mijas. Casi un mes después, el 2 de noviembre, apareció su cadáver. La investigación de la Guardia Civil concluyó la detención de Dolores Vázquez, amiga de la familia, como presunta culpable de su muerte. Casi dos años después fue condenada por ello a 15 años de prisión. Ya en 2003, también en la provincia de Málaga, desapareció otra joven, Sonia Carabantes, de 17 años. El ADN de su presunto asesino, Tony King, coincidía con el de los restos encontrados en una colilla junto al cadáver de Rocío. Este británico reconoció ambos crímenes y acumula condenas por 36 años por el asesinato de Sonia Carabantes, 7 por un intento de violación en 2001 y 19 por el asesinato de Rocío Wanninkhof. Este británico ya contaba con un amplio historia de delitos y de años entre rejas en su país de origen.

Así, Dolores Vázquez salió de la cárcel donde nunca debió entrar. El caso, uno de los más mediáticos de nuestra historia, (algo que sin duda pudo influir a la hora de condenar a Dolores) tuvo también una miniserie de TV.

6. EMILIO MUÑOZ Y CÁNDIDO ORTIZ, ASESINOS DE ANABEL SEGURA

El 12 de abril de 1993, el repartidor en paro Emilio Muñoz y el fontanero Cándido Ortiz idearon un plan para secuestrar y pedir un rescate por la primera chica que pasara por una desierta calle de La Moraleja, exclusiva urbanización de lujo de Madrid. Esa chica fue Anabel Segura, que salió a hacer 'footing'. En una furgoneta blanca (única pista desde la que partió la Policía) la secuestraron y presa de los nervios, la mataron horas después, arrojando el cadáver en una fosa de una fábrica de cerámica abandonada. Aun sabiendo que estaba muerta, Emilio llama a la familia de Anabel dos días más tarde para pedir un rescate de 900.000 euros (150 millones de pesetas). A partir de ahí comienza una durísima investigación con los medios volcados en el asunto y hasta con llamadas del presidente del Gobierno, Felipe González. Finalmente después de recopilar varias pistas durante dos años se llega hasta la figura de Emilio Muñoz, que fue detenido y confesó el crimen. Después se detuvo a su mujer, Felisa, que se hizo pasar por Anabel por teléfono; y a Cándido, que también confesó el crimen. «Fue un negocio que salió mal», dijo Emilio a la Policía. Más de dos años después de desaparecer, la familia pudo dar sepultura a Anabel.

Emilio y Cándido fueron condenados en un primer momento a 39 años de prisión y después a 43.

5. SANTIAGO DEL VALLE, ASESINO DE LA NIÑA MARI LUZ CORTÉS

El caso del asesinato de Mari Luz fue más allá de lo mediático. Su asesino, Santiago del Valle, es uno de los personajes más siniestros de nuestra historia negra. Este pederasta llevaba eludiendo la cárcel desde 2002 por una serie de errores judiciales, y el 13 de enero de 2008 asesinó en Huelva a Mari Luz Cortés, una niña de 5 años, cuyo cadáver se encontró casi dos meses después. El caso prácticamente se televisó, con constantes apariciones del padre de Mari Luz, Juan José Cortés en los medios, recogiendo firmas para solicitar la cadena perpetua a los pederastas y hasta entrevistándose con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. La mujer de Santiago del Valle le confesó a Ana Rosa Quintana en directo que su marido había matado a Mari Luz y luego dijo que se había visto obligada a hacerlo. Hasta Ana Rosa Quintana fue imputada por el caso.

Santiago del Valle fue condenado a 22 años de cárcel.

4. 'EL RAFITA', UNO DE LOS ASESINOS DE SANDRA PALO

El de Sandra Palo fue uno de los asesinatos más crueles de los últimos años. La joven, discapacitada intelectual, fue obligada a subir a un coche en Plaza Elíptica (Madrid) en el que viajaban sus tres asesinos: Francisco Javier Astorga Luque 'El Malaguita', Ramón Santiago Jiménez, José Ramón Manzano Manzano 'Ramoncín' y Rafael García Fernández 'El Rafita'. Sólo el primero de ellos era mayor de edad cuando se cometió el delito.

Los cuatro asesinos pararon en un solar de Leganés y violaron sin parar a Sandra fuera del coche. Después la golpean en la cabeza y 'El Rafita' la pasa por encima con el coche hasta en siete ocasiones. Después queman el cadáver.

La repercusión mediática fue enorme. La madre de la víctima no ha parado de luchar para que se reforme el Código Penal y que asesinos crueles como 'El Rafita' no estén en la calle. Sólo cumplió 4 años de internamiento.

Del resto, 'El Malaguita' fue condenado a 64 años de cárcel y Ramón y 'Ramoncín' a 17 de internamiento.

3. MIGUEL CARCAÑO, ASESINO DE MARTA DEL CASTILLO

Un caso aún sin resolver ya que el cadáver de Marta no ha aparecido y que centra la atención mediática todavía, ya que el cuerpo de la joven, desaparecida el 24 de enero de 2009 en Sevilla, todavía no se ha encontrado.

La joven fue asesinada por su exnovio, Miguel Carcaño, de 20 años, que ha cambiado de versión hasta en 9 ocasiones pero de nada le ha valido. Se encontró sangre de Marta en su chaqueta y se le condenó a 21 años de cárcel.

2. JOSÉ BRETÓN, ASESINO DE SUS HIJOS RUTH Y JOSÉ

Es el último de los asesinos más crueles y señalados de España. José Bretón fue condenado hace escasos dos meses a 40 años de prisión por el asesinato de sus dos hijos, Ruth y José, de 6 y 2 años de edad respectivamente. Según el jurado, lo hizo por venganza contra su mujer, de la que estaba separado. Bretón los mató en una finca, Las Quemadillas, e hizo una hoguera para quemar los cuerpos. El proceso judicial ha estado prácticamente televisado y lleno de momentos críticos y polémicos como cuando se decía que los huesos hallados eran de animales en vez de los niños. Para la historia han quedado las comparecencias de Bretón ante el juez, sus miradas, sus gestos…

1. ANTONIO ANGLÉS, PRESUNTO ASESINO DE LAS NIÑAS DE ALCÀSSER

El crimen de Alcásser fue el origen de todo. Se han cumplido hace poco 20 años del suceso que originó todo un terremoto mediático que ha durado años y años y que ha llenado titulares hasta hace bien poco. Todos sabemos bien la historia: el secuestro de las adolescentes Toñi, Miriam y Desireé cuando se dirigían a una discoteca y su desaparición. El hallazgo de los cadáveres en enero de 1993 (más de dos meses después de su desaparición) supuso un auténtico terremoto mediático en España, que seguía en vilo lo que ocurría en la localidad valenciana.

Hace poco se desestimó que el crimen hubiera prescrito.

Sólo hay un único acusado en prisión, Miquel Ricart, mientras que el supuesto autor del crimen, Antonio Anglés, sigue en paradero desconocido pero se ha convertido en uno de los personajes más odiados por la sociedad española, conmovida ante tal crimen.