Quantcast

Herrera avala la consulta pero exige al Gobierno catalán enmendar a la totalidad su política económica

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS)

El líder de ICV-EUiA en el Parlamento, Joan Herrera, ha reprochado este jueves a ERC no haber evitado que CiU aplique las políticas de recortes «de siempre», pese a que ambos partidos tienen una acuerdo de gobernabilidad que da estabilidad parlamentaria al Ejecutivo.

Durante su intervención en el Debate de Política General, ha criticado que los republicanos no han conseguido impulsar los «aspectos más positivos» que introdujeron en el acuerdo: los nuevos impuestos enfocados a paliar los ajustes de los últimos años.

El diputado ecosocialista ha exigido al partido de Oriol Junqueras que «no mire hacia otro lado» y revierta la política de austeridad del Govern, que es la responsable de la recesión y de que Cataluña no haya salido de la crisis, ha argumentado.

«NO ME FÍO DEL GOBIERNO CATALÁN»

Después de que Junqueras haya dicho este mismo jueves que él y su partido aman España pero desconfían del Estado, Herrera le ha replicado: «Oriol, amo a Cataluña pero no me fío nada del gobierno de CiU».

Herrera ha reprochado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que fíe toda su estrategia al soberanismo y no preste atención a la «desigualdad» que padecen muchos de los catalanes que no ven salida a la crisis.

Ha recordado que es partidario de la consulta, pero ha advertido a Mas de que cambiar las relaciones entre Cataluña y España no lo solucionará todo, ya que también hay que renunciar a las políticas de austeridad que ahogan el crecimiento.

El ecosocialista quiere un Estado propio con una relación «federal, confederal o independiente» de España, pero ha insistido en que sólo esta cuestión no podrá fin a los males de la sociedad y de la economía catalana.

«El Estado propio no se puede hacer desde los parámetros de la mercantilización, la privatización y la nula defensa de lo que es público», tres pilares que Herrera censura que están en la base de la gestión del Gobierno catalán.

Ha mantenido así la apuesta de su partido por celebrar una consulta de autodeterminación, pero ha lamentado que el Gobierno catalán, con la aquiescencia de ERC, haya llevado Cataluña a «una degradación social sin precedentes».

CASO PALAU

El diputado ha concluido que el autonomismo «ya no genera consenso en Cataluña», pero ha exigido a Mas que no lidere de forma unilateral el proceso de la consulta y confíe en un liderazgo plural en que también estén el Parlamento y los integrantes del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir.

Ha destacado que la mediación de ecosocialista ha permitido que haya una fuerza estatal, que también apoye la consulta, IU, y ha lamentado que el PSOE mantenga su rechazo pese a que el PSC sí la avala.

Los ecosocialistas ven poco creíble la apuesta por la regeneración democrática que destacó Mas en su discurso, ya que consideran que el caso Palau demuestra «la implicación estructural del partido mayoritario en Cataluña» en un caso de presunta financiación ilegal.