Quantcast

El cuerpo de Asunta Basterra fue abandonado a toda prisa porque alguien habría descubierto a los asesinos

Las prisas en el abandono del cadáver de Asunta Basterra son evidentes, no sólo porque el cuerpo quedase en una cuneta, a la vista de todo el mundo, sino porque sus verdugos se dejaron olvidada una cuerda naranja, la misma que se halló en una bobina en la casa de campo de la madre, Rosario Porto, pista clave que motivó su detención inmediata.

Esta casa, donde pudo ser perpetrado el crimen, está situada en Cacheiras, a tan sólo 5 kilómetros de la pista de Feros donde encontraron muerta a Asunta.

Los investigadores consideran probable que las marcas halladas en brazos y tobillos de la pequeña sean compatibles con las pequeñas lesiones que quedarían si hubiese sido atada con una cuerda como la encontrada junto a ella. Creen que Asunta Basterra pudo ser atada y que permanecía así cuando fue trasladada a la pista forestal en la que apareció, recoge La Voz de Galicia.