Quantcast

El presidente de Surinam liga el arresto de su hijo con una trama contra la cumbre la Unasur

“Eligieron un momento perfecto. Yo no lo habría logrado hacer mejor y me merece una falta de respeto. Afortunadamente no se consiguió el objetivo”, dijo Bouterse en su primera declaración pública desde el arresto de su hijo Dino Bouterse el pasado jueves.

Dino Bouterse fue detenido el jueves, 29 de agosto, en el aeropuerto internacional de Panamá, mientras viajaba con pasaporte diplomático, y extraditado al día siguiente a Estados Unidos, que lo buscaba por un intento de enviar a este país diez kilos de cocaína en una maleta embarcada en un vuelo comercial.

Ese mismo día se celebraba en Paramaribo la reunión de cancilleres previa a la cumbre que al día siguiente dio cita allí a gran parte de los jefes de Estado y de gobierno de la Unasur.

El hijo del mandatario se declaró no culpable de los delitos que se le atribuyen.

En 2005 ya fue condenado por estos mismos delitos en su país natal y fue condenado a ocho años de cárcel, aunque fue liberado en 2008 por buen comportamiento.

En su primera conferencia de prensa desde la detención, el presidente de Surinam aseguró este martes que la familia se había visto duramente afectada por el suceso, “pero, añadió, aprenderemos a vivir con ello”.

“No sé todo en lo que está metido mi hijo, que va a cumplir 41 años y que a su vez tiene 14 hijos. Él es responsable de sus propios actos”, afirmó Bouterse, quien añadió que éste viajaba a menudo a Panamá.

Respecto a la cumbre de Unasur de la que él estaba siendo anfitrión cuando el viernes se difundió la noticia, explicó que “decidí, en el interés de mi país, se el 'padre del país', antes que el padre de Dino”.

Según detalló, informó del arresto a los jefes de Estado y de gobierno presentes en la reunión, pero aseguró que lo hizo con cautela para que no se desviara el curso de la cumbre.

Aún así, Bouterse aseguró haberse sentido conmovido por las muestras de solidaridad y apoyo expresadas por sus homólogos, dos de los cuales, a los que no quiso identificar, incluso le ofrecieron sus servicios de apoyo legal en la defensa de su hijo.

Dino Bouterse deberá volver ante los tribunales de Nueva York el 9 de septiembre. Su padre aseguró seguir muy de cerca el proceso, pero se comprometió a respetar cualquier decisión del juez.

En cuanto al aviso emitido por la embajada de Estados Unidos en Surinam a su personal diciéndoles que estuvieran “vigilantes” tras conocerse la detención, el mandatario afirmó que no estaba al corriente de que hubiera ninguna preocupación en ese sentido.

Añadió que “incluso hubo al menos dos presidentes de Unasur que quisieron salir a pasear por Paramaribo sin sus escoltas”.

El aviso también pedía al personal diplomático que “informara de cualquier actividad sospechosa o acoso, incluso por parte de los funcionarios del país anfitrión”.

Se da la circunstancia de que el presidente de Surinam, un exgolpista de 68 años protegido por inmunidad presidencial, también fue juzgado y condenado en ausencia en 1999 a once años de cárcel por tráfico de cocaína en un tribunal de Amsterdam.

También se le declaró culpable de la muerte en 1982 de 15 críticos a su régimen, entre los que había periodistas, sindicalistas, abogados, empresarios y oficiales militares.