Quantcast

Fujimori se queda sin abogado

El abogado César Nakazaki ha renunciado a seguir defendiendo al expresidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000), condenado a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad y corrupción. Un comunicado emitido por el estudio de Nakasaki señala que los motivos de la decisión “quedan en el ámbito del secreto profesional”, tras haber sido comunicados al exmandatario. “Hemos terminado, por ser imposible su continuación, la defensa que iniciamos en el mes de abril del año 2005”, ha acotado.

La familia de Fujimori había informado en agosto pasado de la contratación del abogado William Castillo Dávila como nuevo defensor del exgobernante. Castilla Dávila inauguró su trabajo con un petición para que Fujimori deje la prisión policial en la que cumple su condena y sea enviado a un arresto domiciliario.

El Gobierno y la judicatura peruana han desestimado esa solicitud con el argumento de que no existe ninguna normal legal que permita su aplicación.

El presidente de Perú, Ollanta Humala, rechazó en junio pasado una petición de indulto humanitario presentado por los hijos de Fujimori, en la que alegaban que su padre padecía de un cáncer a la lengua y una fuerte depresión.

El informe de la junta evaluadora de esa solicitud señaló que la enfermedad de Fujimori está controlada y recordó que fue condenado como “autor mediato” (con dominio del hecho) de graves delitos, como asesinato, lesiones graves y secuestro agravado, además de peculado doloso y falsedad ideológica.