Quantcast

Xbox One y PlayStation 4, en la línea de salida

Si en el E3 las dos compañías pusieron las cartas sobre la mesa, la Gamescom de Colonia celebrada la pasada semana ha servido a Sony y Microsoft para ajustar pequeños detalles de cara al excitante otoño que tienen por delante. Ataviados con los guantes y el protector bucal, PlayStation 4 y Xbox One se han subido al ring de la feria de videojuegos alemana con un único objetivo: seducir al potencial comprador. Y lo cierto es que su pegada está cada vez más igualada. Muy diferentes pintaban las cosas para los de Redmond en junio, cuando anunciaron que su nueva máquina llegaría al mercado con un sistema de DRM que pondría fin a los juegos de segunda mano, continuaría con las restricciones regionales -nada de cargar juegos estadounidenses o japoneses en una consola europea- y obligaría a los usuarios a conectar la consola a internet cada 24 horas.

«Creo que fue la comunidad la que hizo que Microsoft cambiara de postura. Me parece que se dieron cuenta de que la gente estaba cabreada e imagino que vieron la cantidad de reservas que había y dijeron: 'Esto no va a funcionar'», reflexiona el diseñador Gavin Moore, máximo responsable de 'Puppeteer', un título que llegará en septiembre a PlayStation 3 y PS Vita. Arturo Monedero, fundador de Delirium Studios, desarrolladora detrás de 'Kinito Music Puzzle' (iOS y Android), se muestra más visceral en sus apreciaciones y asegura que la tecnológica dio marcha atrás por una única razón: «Sony no le siguió. Fue un globo sonda pero esto no ha terminado. Llegarán a un acuerdo las dos compañías con las grandes desarrolladoras y nos lo acabarán metiendo porque los jugadores no pueden absorber tanto triple A -los juegos con valores de producción muy altos- y están buscando la forma de que sigamos pagando».

Sea como sea, tras este golpe de timón y ciertos retoques en la propuesta final -en las últimas semanas se ha anunciado un aumento del 6,62% en la velocidad del chip gráfico, se ha facilitado la publicación de títulos para la consola a desarrolladores independientes, en sintonía con el buen trabajo que hace Sony en este apartado, y se ha dejado claro que no será necesario que Kinect, la cámara con sensor de movimientos que viene incluida con la consola, permanezca encendida mientras se usa la máquina-, Microsoft solo tenía que maquillar el precio, dado que Xbox One costará 499 euros, frente a los 399 de PlayStation 4. Y lo hizo. Durante su conferencia en la Gamescom anunció que las consolas de lanzamiento en Europa incluirán una copia de 'FIFA 14'.

Fecha para PlayStation 4

Sony, por su parte, ha bajado los precios de la PlayStation 3 de 12GB yde una fortalecida PS Vita. 'Borderlands 2' y juegos de corte 'indie' como 'Big Fest', 'Broken Sword 5', 'N++' o 'Hotline Miami 2' son solo algunas de las propuestas que llegarán a la portátil de Sony.Ambas costarán 199 euros. Y desveló que PlayStation 4 llegará al mercado europeo el 29 de noviembre. De momento, la máquina cuenta ya con más de un millón de reservas en todo el mundo, 25.000 de las cuales se han hecho en nuestro país, indica el director de Sony Computer España, James Armstrong. Más allá del precio, la ventaja con la que Sony cuenta es técnica y estriba, fundamentalmente, en los 8GB de memoria RAM GDDR5 unificada, más rápida que la DDR3 de la que dispone Xbox One, y en una CPU y una tarjeta gráfica algo más eficientes.

Pero serán los juegos los que marquen las diferencias. En este sentido, el gigante estadounidense parece contar con un mejor catálogo de salida, quizá porque los dos últimos años de Xbox 360 han sido modestos en cuanto a novedades, frente a una PlayStation 3 que aún tiene cosas que decir como 'Beyond: dos almas', que saldrá en octubre, y 'Gran Turismo 6', que lo hará en diciembre. Xbox One contará con 20 títulos el día de su lanzamiento y exclusivas como 'Dead Rising 3', 'Ryse: Son of Rome', 'Forza Motorsport 5', 'Lococycle', 'Crimsom Dragon' y 'Killer Instinct'. Otras exclusivas como 'Fable Legends', anunciado en la feria; 'Quantum Break', de los creadores de 'Max Payne' y 'Titanfall', del equipo que alumbró 'CoD: Modern Warfare', tendrán que esperar a 2014.

En el caso de PlayStation 4, Sony ha señalado que antes de que acabe el año habrá 33 juegos, 18 de ellos solo en formato descargable. 'Knack', 'Killzone: Shadow Fall', 'Planetside 2' y 'DriveClub' son las exclusivas más destacadas. 'Infamous: Second Son' se irá a febrero y 'Shadow of the Beast', el remake del clásico de Psygnosys que se anunció también durante la feria, y 'The Order: 1886' aun no tienen fecha de salida.

Hubo espacio para otras noticias. EA anunció 'Los Sims 4' y mostró su apoyo a Xbox One con 'Peggle 2' y 'Garden Warfare', que llegarán antes a la consola de Microsoft. Konami, por su parte, desveló que 'Castlevania – Lords of Shadow 2', de los españoles Mercury Steam, saldrá el 28 de febrero, y que la segunda entrega de la saga, 'Mirror of Fate', publicada originalmente en 3DS, recibirá un lavado de cara en alta definición y llegará a PlayStation 3 y Xbox 360 el 31 de octubre.