Quantcast
viernes, 20 mayo 2022 10:08

Ancelotti oculta el portero titular y dice que no será definitivo

A Carlo Ancelotti le toca elegir en plena guerra civil entre el madridismo: Iker Casillas o Diego López. El capitán idolatrado por el Bernabéu y repudiado por los ?Ultras Sur? o el teórico portero suplente a quien llegó a abuchear la afición del Real Madrid durante el homenaje a Raúl, en el que también se pitó a Benzema y Kaká. Muy pronto ha empezado el Madrid a ponerse nervioso y temer que el conflicto abierto por José Mourinho y no ha zanjado por Ancelotti vaya a más. A tener miedo de que el ?caso Casillas? sacuda los cimientos de la casa blanca y afecte al rendimiento de un equipo que ya ni siquiera está cómodo jugando en casa. Este lunes lo hará en Los Cármenes, frente al Granada y, mientras el Madrid espera el inminente fichaje de Bale antes de regresar el domingo al mediodía al Bernabéu, la paz social está en manos de Ancelotti.

El técnico italiano no quiso desvelar este domingo si frente al Granada jugará Casillas o Diego López, «porque en este tema ha habido muchas palabras» y Ancelotti dice que prefiere hablar antes con los protagonistas. Sin embargo, después de que el debate se haya agravado y de que el guardameta gallego estuviese muy nervioso en el estreno liguero ante el Betis, es Iker quien apunta a la titularidad. En cualquier caso, Ancelotti, que reclama la unidad de los aficionados y apunta que «no juega Iker o Diego, sino que juega el portero del Real Madrid», asegura que apueste por quien apueste en Granada, «la decisión no será definitiva».

Tras la sufrida victoria en la primera jornada, Ancelotti, para cubrirse las espaldas, ya dejó entrever que la decisión de haber dado la titularidad a Diego López, «por pequeños detalles», podía ser puntual. Ahora es Casillas quien alberga por tanto esperanzas de formar parte del once en Los Cármenes y su compañero y rival, sorprendido y muy tocado por los silbidos de los aficionados, quien las ha perdido. A Ancelotti no se le ocurrió mejor idea durante el Trofeo Bernabéu que mandar a calentar a Diego López antes de que terminase la primera parte, para que el guardameta se convirtiese en el centro de las iras de una afición dividida y enrabietada por la suplencia de Casillas. Sin embargo, el técnico defendió este domingo que lo hizo «porque los porteros requieren más tiene para prepararse» y que «no fue una falta de respeto» ordenar a Diego que saltase en ese momento a la banda en vez de esperar al descanso, como es habitual.

«Para mí es una suerte tener dos porteros fantásticos, pero tengo que tomar una decisión, pensando siempre en lo mejor para el equipo. Es normal que el público reaccione», insistió el sucesor de Mourinho. A Ancelotti también le pareció «desagradable» que el Bernabéu silbase a Kaká, ya dado por perdido como madridista, y a Benzema, el irregular y apático delantero centro víctima de una afición que también se hartó de Higuaín.

Y mientras, en Granada al Madrid le faltarán tres mediocentros lesionados (Xabi Alonso, Khedira e Illarramendi), aunque Ancelotti ha convocado, aparte de a Jesé para el ataque, también a José Rodríguez para el ahora mermado centro del campo.

Alineaciones probables:

Granada: Roberto, Nyom, Diakhaté, Mainz, Angulo, Brahimi, Iturra, Yebda, Benítez, Piti y El Arabi.

Real Madrid: Casillas o Diego López, Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo, Casemiro, Modric, Özil, Isco, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Árbitro: Estrada Fernández (Catalán).

Estadio y horario: Los Cármenes. 21.00 h. (Canal Plus Liga y GolT).