Quantcast

Treinta muertos en un motín de una cárcel de Bolivia

Romero ha indicado que la mayoría de los fallecidos se encontraban en el segundo piso del Bloque A y ha detallado que el motivo de los enfrentamientos fue una lucha interna de poder entre presos de los sectores A y B. Así, ha manifestado que el suceso se desató cuando varios reos del Bloque B entraron en el A con armas blancas y otros instrumentos, según ha informado la agencia estatal boliviana de noticias, ABI.

Romero ha indicado que los atacantes han utilizado además bombonas de gas, que habrían sido utilizadas «para provocar síntomas de asfixia a la gente y que salgan huyendo, mientras los agresores esperaban en las puertas para agredirlos», pero también «como lanzallamas, lo que provocó un gran incendio en el área».

El ministro ha dicho que el incendio afectó a los dormitorios, en los que se encontraba el niño, hijo de uno de los presos, que falleció calcinado. Asimismo, ha afirmado que los responsables del enfrentamiento «son delincuentes sentenciados, que han cometido delitos mayores». «Se pueden observar casquillos de bala, es posible que sean de armas 9 milímetros, de uso oficial, al disparar al techo, pero hay otros casquillos encontrados en el interior del pabellón. Lo que nos dice preliminarmente que habían armas adentro, pero no se han encontrado armas», ha añadido.

MORALES, CONSTERNADO

Por último, Romero ha argumentado que este tipo de sucesos tienen lugar por la falta de control en las cárceles debido a la precaridad del sistema penitenciario del país, al tiempo que ha anunciado la apertura de una investigación.

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, se ha mostrado «muy consternado» por el violento enfrentamiento y ha expresado sus condolencias y su solidaridad con las víctimas y sus familiares. «El país está de luto por semejante tragedia», ha dicho.