Quantcast

Vacaciones para desconectar… De verdad

Una casa rural en Asón (Cantabria) para desconectar de todo: no hay cobertura de móvil, ni internet. Es uno de los principales atractivos para quienes quieren relajarse del todo. Y no es para menos, porque el 53% de los usuarios de móvil siente ansiedad si pierde el teléfono o se queda sin batería. Por eso aumenta el número de alojamientos que ofertan descansar sin teléfono. Es el caso de un hotel en Chiclana. Allí dan la opción de entregar el móvil nada más entrar por la puerta. A cambio, un masaje de cuello, brazos y manos, las zonas más castigadas por el uso del teléfono.