Quantcast

PREVIA-Nibali, feliz de llegar a la Vuelta como favorito

VILANOVA DE AROUSA, Pontevedra (Reuters) – El ciclista Vincenzo Nibali sigue confiando en que puede hacer frente a la presión añadida de ser considerado el favorito para ganar la Vuelta a España de este año, que empieza el sábado en la localidad gallega de Vilanova de Arousa.

«(Ser el favorito) me hace sentir tenso, como siempre, pero nadie puede criticar lo que he hecho este año», dijo a Reuters el italiano del equipo Astana, que ganó el Giro en mayo.

«Creo que es bastante normal. Sé que no tengo nada que demostrar tras ganar el Giro, pero aún quiero hacerlo lo mejor que pueda», añadió el ciclista de 28 años, cuyo paso más importante como profesional fue ganar la Vuelta en 2010.

«Es importante hacerlo bien porque el campeonato mundial viene después de la Vuelta (a finales de septiembre en su país) y mucha gente seguirá lo haga aquí como una guía de lo bien que pueda correr entonces».

Los organizadores de la carrera han incluido la enorme cifra de once cumbres en la edición de este año, siendo la penúltima etapa el dramático ascenso al Angliru, lo que forzará a Nibali a centrarse en llegar bien a las cumbres de la tercera semana de la Vuelta.

Sin embargo, el italiano se apresuró a señalar que no se dormiría en los laureles en los primeros compases de una ronda con 21 etapas.

IMPORTANTE OBJETIVO

«La Vuelta tiene un comienzo difícil con una contrarreloj por equipos (el sábado) que debería beneficiar al Astana, ya que tenemos algunos especialistas fuertes como Jakob Fuglsang y Jani Brajkovic, y queremos sacar unos segundos de ventaja», dijo.

«Pero en una carrera con tantos momentos difíciles, casi cualquier cosa puede ocurrir. No diré que estoy aquí para ganar, nunca digo eso en una carrera, pero estoy aquí para conseguir un buen resultado en la general».

La decisión de si ir a por la victoria en Madrid el 15 de septiembre o ir más tranquilo para asegurarse llegar en la mejor forma al campeonato del mundo – su principal objetivo en 2013 -, la tomará en la tercera semana de la vuelta.

«Si siento que estoy en la suficiente buena forma para ganar y sacar una ventaja de un minuto o dos, entonces intentaré marcar la diferencia en alguna etapa concreta», añadió el italiano.

«Si por el contrario sufro tanto que apenas puedo mantener el ritmo del resto de los favoritos, haré las cosas de otra forma».

Sin embargo, si se hace con el jersey rojo de líder desde el sábado o después de las primeras pruebas de montaña, Nibali luchará por llevarlo hasta Madrid.

«Un jersey de líder siempre ha de defenderse», añadió Nibali.

Nibali puede esperar una dura competencia de Joaquín Rodríguez (Katusha) y Alejandro Valverde (Movistar) y con el líder del Team Sky, el colombiano Sergio Henao, también considerado uno de los favoritos.

/Por Alasdair Fotheringham/