Quantcast

Prevenir y tratar la cistitis

Las relaciones sexuales se incrementan en verano y, con ellas, el riesgo de cistitis, según datos del Estudio Cranberry sobre Cistitis y Salud Sexual, realizado por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) y el Instituto de Medicina Sexual (IMS).

Para ello, los expertos recomiendan beber al menos 2 litros de agua al día, el vaciamiento inmediato de la vejiga tras el coito y el uso de preparados farmacéuticos de plantas medicinales como cranberry (arándano americano) para prevenir el riesgo de infecciones urinarias, y este, brezo o gayuba para su tratamiento.

«En verano hay un incremento de las relaciones sexuales. Las largas horas de luz y la temperatura incrementan los niveles hormonales y el deseo sexual. A ello se une el disponer de más tiempo libre, más contactos sociales o convivencia con la pareja y un incremento del consumo de alcohol, que produce desinhibición», comenta el doctor Manuel Fernández Arjona, urólogo del IMS y jefe del Servicio de Urología del Hospital del Henares (Madrid).

Este aumento en las relaciones viene acompañado de más consultas por cistitis, advierte este especialista, ya que «se produce un paso de bacterias a la vejiga ya que la uretra está sometida al traumatismo coital y al ser tan corta hay más facilidad de paso bacteriano», añade.

Estudio valenciano

Investigadores valencianos de los hospitales Quirón y General Universitario han publicado el primer estudio sobre la prevención de la cistitis debida a las relaciones sexuales con cranberry.

En él se concluye que «hubo una reducción significativa de pacientes con infecciones sintomáticas después de 3 meses y, de nuevo, tras 6 meses» de toma diaria de preparados farmacéuticos de cranberry.

En el estudio también se señala que el 37% de las mujeres sufre al menos un episodio de cistitis durante su vida, y, de ellas, el 20% vuelven a padecerlo en los dos siguientes meses debido a «una mala curación de la infección, resistencia a los antibióticos o pobres hábitos de higiene».