Quantcast

Cómo detectar agua contaminada sin un análisis de laboratorio

Este modelo estadístico, que será publicado en la revista Science, ha
sido puesto a punto en China y se ha basado en la detección de arsénico en
aguas subterráneas.
«Aunque su uso no está limitado a China ni tampoco al
arsénico y puede resultar adecuado para la detección de áreas contaminadas por
otros productos en otras partes del mundo», explicó el doctor español.

En el caso de China, este producto, altamente venenoso,
amenaza al menos a diecinueve millones de seres humanos que viven en zonas donde
las aguas subterráneas están contaminadas con arsénico. Los primeros casos de
envenenamiento fueron diagnosticados en los años setenta y el número de
afectados ha continuado aumentando
desde entonces.

El modelo diseñado por el equipo de Rodríguez Lado permite
analizar las aguas subterráneas sin recurrir al análisis de las aguas
contaminadas en laboratorio
, método que necesita un enorme presupuesto y que
también necesita una inversión de tiempo muy grande, sobre todo en el caso de
zonas geográficas de gran extensión como China.

La novedad de este método está en la aplicación de un modelo
de riesgo, en las áreas afectadas por el arsénico, relacionando la información
geoespacial con datos analíticos del Programa de Detección Nacional para
delimitar las zonas de alto y bajo riesgo de acuerdo al valor guía recomendado
por la
Organización Mundial de la Salud (OMS)
.

Partiendo del valor guía recomendado por la OMS, que se sitúa en 10 µg por
litro, se puede calcular la población potencialmente expuesta al riesgo de
envenenamiento por arsénico sin pasar años analizando los pozos de agua
subterránea
susceptibles de representar un riesgo para la salud humana.

APLICABLE A OTRAS ZONAS DEL MUNDO

De acuerdo con los investigadores, este modelo de análisis
tiene la ventaja de su bajo coste y la reducción del tamaño de las zonas que
deben ser analizadas ya que requiere sólo un número reducido de parámetros
geoespaciales
para llegar a una conclusión sobre el estado de las zonas
afectadas.

Además, es aplicable a otras zonas del mundo, especialmente
las que se encuentran en zonas áridas como las del noroeste de Argentina y
Chile o en otras donde se ha registrado una alta concentración de arsénico como
Mongolia, Kyrgyztan, Kazakhstan, el suroeste de Estados Unidos y numerosos países
asiáticos entre ellos Bangladesh.

«A escala global esperamos que nuestro trabajo ponga en
relieve la importancia de la calidad del agua para consumo humano y que ayude a
implantar políticas de prevención que mejoren el bienestar de millones de personas

especialmente en los países en desarrollo», declaró Rodríguez Lado.