Quantcast

Las madres lactantes, en contra de Primark

Todo comienzó cuando el pasado 10 de agosto en uno de los centros comerciales de Valladolid, una madre decidió darle el pecho a su hijo en una de las tiendas de Primark. Cuando la dependienta decidió expulsar del recinto a la progenitora lactante, alegando que el gesto podría molestar a los clientes y que era política de la marca.

Esta situación ha enfurecido a otras madres lactantes, que organizándose a través de redes sociales han creado una plataforma ciudadana por el respeto de la lactancia y la maternidad. Con una implicación de más de 700 personas que el próximo día 23 se reunirán en frente de las tiendas. Una vez allí las madres lactantes procederán a dar de comer a sus hijos a modo de protesta.

Otra de las iniciativas es dar a la tienda un escrito en el que mostrarán su malestar, por la falta de respeto que tuvo la empresa con una madre que daba el pecho a su hijo, ya que consideran que tanto la empleada como el personal de seguridad de la tienda de Valladolid tuvieron un trato poco afable con la progenitora.

Algunos centros comerciales existen en sus instalaciones una sala para que estas madres puedan amamantar a sus hijos y no se produzcan situaciones desagradables como la acontecida. Estos habitáculos están situados cerca de los baños, pero muchas veces debido a las lamentables condiciones que se pueden encontrar -generalmente repleta de pañales sucios- hacen que la madre disponga a dar de comer a su bebé en el sitio que ella estime oportuno.