Quantcast

Nuevos motores Drive-E de Volvo

A primeros del año que viene Volvo estrenará una nueva gama de motores conocida con la denominación Drive-E. Tanto en gasolina como en diésel abarca un amplio margen para las necesidades más exigentes, y desde 120 hasta 300 caballos de potencia, la oferta no puede ser más amplia. También es novedad una caja de cambios automática de ocho velocidades.

Inicialmente, son tres los motores de la nueva familia: el T6 gasolina de 306 CV, el T5 de 245 CV y el turbodiésel D4 con 181 CV. Estos propulsores equiparán a los nuevos S60, V60 y XC60. La nueva caja de cambios automática de ocho velocidades contribuye a una conducción más cómoda y a un menor consumo de combustible. El T5 y D4 también van a estar disponibles en los nuevos Volvo V70, XC70 y S80.

Es novedad en los motores diésel la tecnología i-Art, un sistema que mediante la realimentación de presión de cada inyector de combustible en lugar de utilizar un único sensor de presión tradicional en un raíl común, el sistema i-Art permite controlar y adaptar continuamente la inyección de combustible por combustión en cada uno de los cuatro cilindros.

Cada inyector lleva un pequeño ordenador en la parte superior, que controla la presión de combustible. Con esta información, el sistema autoadaptable i-Art, asegura que se inyecte la cantidad ideal de carburante durante cada ciclo de combustión. La combinación de una mayor presión y la tecnología i-Art da como resultado un motor con una mejor economía de combustible, emisiones considerablemente más bajas, una potencia más elevada, así como un sonido potente.

El diésel también cuenta con otros detalles como el empleo de dos turbos, menor fricción y una solución de válvula inteligente en el sistema de enfriamiento para conseguir una fase más rápida de calentamiento tras el arranque en frío.

En el caso del motor de gasolina, la combinación del sobrealimentador para mejorar el par en la parte alta, y el compresor acoplado mecánicamente para incrementar la respuesta a bajas revoluciones, ofrece una respuesta muy homogénea en todo el margen del cuentarrevoluciones. Otras mejoras incluyen medidas de reducción de fricción tales como cojinetes de bolas en el árbol de levas, alta velocidad continua variable de válvulas y gestión térmica inteligente con una bomba de agua eléctrica variable.

Los motores Drive-E están preparados para una futura combinación con motores eléctricos. Gracias a que alguno de los componentes clave, como el generador de arranque integrado, puede conectarse fácilmente unido al tamaño compacto de los propulsores, significa que el motor eléctrico puede montarse tanto en la parte delantera como en la trasera del vehículo. La batería iría ubicada en el centro del coche.

Los ingenieros de Volvo están convencidos de que la nueva familia de motores es la solución correcta a las demandas de los clientes en cuanto a potencia, manejabilidad y eficiencia de combustible. Los nuevos propulsores están siendo construidos en la planta de alta tecnología de Volvo Car Group en Skövde, Suecia. Además, la nueva caja de cambios automática de ocho relaciones es el aliado perfecto para ofrecer una conducción cómoda, suave y un bajo consumo de combustible. También se comercializará una caja manual de seis velocidades mejorada para ofrecer una mejor economía de combustible.