Quantcast

Tragedia en Santiago: Adif contesta al juez que «no está muy claro qué personas son las que pide»

El juez, en un sorprendente auto dentro de la investigación del accidente ferroviario que costó la vida a 79 personas y
dejó más de 150 heridos, dio un giro a la investigación del sumario, y ensanchó las esponsabilidades del caso, no solo a la velocidad con que el maquinista del convoy Alvia encaró la curva de A Grandeira, cerca de Santiago, sino a la peligrosidad del mismo y la falta de garantías tecnológicas que solucionaran ese peligro. Por eso pidió a Adif el nombre o nombres de los responsables de la seguridad en el tramo del accidente.

En declaraciones, fuentes de Adif han reconocido que aún no saben cuándo podrán enviar al juez la información requerida -documentación sobre incidencias en la zona, informes técnicos de velocidades autorizadas y los criterios que las justifiquen, protocolos de seguridad en la circulación y auditorías internas- ni tampoco cuándo podrán detallar quiénes son las personas responsables de la seguridad.

«La asesoría jurídica está evaluando el auto, porque no está muy claro qué personas son las que el juez pide y se está viendo con el juzgado», han indicado las fuentes consultadas. En concreto, el juez quiere un informe de quiénes integran el órgano responsable en materia de seguridad en la circulación «con indicación de las capacidades o facultades de cada una de las ellas en la toma de decisiones»

Una vez se aclaren estos extremos y Adif pueda precisar con nombres y apellidos quiénes eran los responsables de la seguridad en ese tramo el día del siniestro, Aláez podrá señalar una fecha para la declaración, que justifica apelando a la posible existencia de «omisión de cautelas elementares de quienes tienen que garantizar la seguridad de la circulación» dado que, ante un «importante riesgo» no dotaron al sistema de «ningún recurso que lo resuelva automáticamente».

En cualquier caso, desde Adif ya se aseguró tras conocerse el auto judicial que esta decisión de imputar a los responsables de la seguridad «no es algo que se salga de lo excepcional y entra dentro de lo habitual», y mostraron su disposición a «acatar las decisiones judiciales y colaborar con el juez».