Quantcast

La UE suspenderá el suministro de armas a Egipto para frenar la violencia

La Unión Europea (UE) ha decidido suspender la concesión de licencias de exportación de armamento a Egipto, una medida que países como España ya tomaron hace algunas semanas y que ahora se comprometen a adoptar de forma conjunta los Veintiocho. «Los Estados miembros han acordado suspender las licencias de exportación a Egipto de cualquier equipamiento militar que pueda ser utilizado para la represión interna», ha anunciado la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, al término del Consejo extraordinario de ministros de Exteriores convocado por la violencia en El Cairo.

Los 28 ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea se han reunido de urgencia en Bruselas para adoptar una posición común frente a la crisis política en Egipto y la represión sangrienta de las manifestaciones. «Es muy importante que Europa hable fuerte. Debemos condenar con firmeza las violencias», declaró el ministro sueco Carl Bildt al llegar a la sede del Consejo Europeo en Bruselas. «Debemos enviar un mensaje unido y claro para que cese la violencia en Egipto. La influencia de Europa es limitada pero debe afirmarse», agregó su homólogo alemán Guido Westerwelle.

«Estamos preocupados por el nivel de violencia» que causó la muerte de centenas de personas en la última semana, afirmó por su parte el jefe de la diplomacia europea, la británica Catherine Ahston, muy implicada en la crisis egipcia desde el golpe de estado que el 3 de julio pasado destituyó al presidente Mohamed Mursi. Ahston precisó que los ministros iban a tener una «discusión política» sobre los «medios» para promover una «solución política», que los europeos consideran como la única vía para salir de la crisis.

Los Veintiocho ya tuvieron una primera reunión el lunes a nivel de embajadores que sirvió para reiterar su llamamiento al fin de la violencia y apelar a una «solución política» entre las partes, pero no avanzaron en definir las sanciones que el bloque europeo podría activar. Entre los fondos que podrían verse afectados está el paquete de 5.000 millones de euros que la Unión Europea ofreció a Egipto en noviembre de 2012 en forma de préstamos y garantías para apoyar proyectos con los que reforzar la transición democrática. Tras reunirse con los 28, León reconoció el lunes que la situación actual en Egipto «no deja demasiado espacio para el optimismo», pero insistió en el papel clave en lo económico y en lo político que puede jugar la UE en esta crisis, para intentar ofrecer «alternativa que vayan en la buena dirección» para el futuro de Egipto.