Quantcast

Cuatro miembros de una familia mueren en un hotel en Burdeos

Aparecen muertos cuatro miembros de una familia, dos adultos y dos adolescentes, en la habitación de un hotel en Burdeos, en el suroeste de Francia, según han indicado fuentes cercanas a la investigación. Las primeras pistas apuntan a que podría tratarse de un drama familiar.

La policía ha encontrado ahorcados los cuerpos de un hombre de 45 años y una mujer de 43 y sobre la cama los de los dos adolescentes de 13 y 16 años. Las causas de su muerte no han sido identificadas.

Encontraron un folio colgado en puerta en el que se podía leer «no entre, llame a la policía». Otro mensaje encontrado en el interior del apartamento desvelaría las intenciones de suicidarse de los padres.

Los cuatro fallecidos han sido encontrados en una habitación de un moderno apartotel de tres pisos y unas 80 habitaciones, situado en una calle muy tranquila del barrio Chartrons. A los alrededores de la residencia, donde no hay perímetro de seguridad, los clientes, que suelen ser parejas o familias que se encuentran de vacaciones, continúan entrando y saliendo del edificio sin problemas.