Quantcast

El indígena boliviano Carmelo Flores, la persona más anciana que jamás haya vivido

Carmelo Flores es un campesino boliviano que tiene 123 años, lo que le
convierte en la persona más longeva del mundo y que más ha vivido. En su certificado de bautismo pone que su cumpleaños es el 16 de julio
de 1890, y que tiene documentos de identidad nacionales basados en ese
certificado.

De ser real la información, este indígena superaría a la francesa Jeanne Calment, que ostenta el título de la persona más anciana del mundo, según el libro Guinness de los Records al morir con 122 años.

El secreto de su longevidad es la dieta tradicional andina. «Las patatas con quinoa son deliciosas«, ha dicho el propio Carmelo Flores en Aymara,