Quantcast
sábado, 16 enero 2021 4:17

España recupera el pulso

Ramón Cid, el seleccionador de atletismo, está demostrando ser un hombre sereno en sus juicios. Comedido en la víspera, cuando pidió que no se midiera al equipo por el número de medallas, y justo en el balance, cuando reconoce las decepciones en los lanzamientos, mediofondo y fondo. Pero al final de su análisis sintetiza sus sentimientos con una frase muy gráfica: «No estamos muertos».

España parece que recupera el pulso después de su desastrosa actuación en los anteriores Mundiales, hace dos años, en Daegu (Corea del Sur), escenario de su peor actuación de la historia con una medalla (Natalia Rodríguez, bronce en 1.500) y un segundo puesto de finalista. Muy pobre. Moscú tampoco ha sido para tirar cohetes, pero confirma una tendencia al alza con dos medallas de bronce, las logradas por el murciano Miguel Ángel López en los 20 km marcha y la cántabra Ruth Beitia en salto de altura, y cinco puestos de finalista, además de ocho atletas clasificados entre el noveno y el duodécimo.

Dos récords nacionales se han renovado en el estadio Luzhniki, el de los 200, batido por Bruno Hortelano, y, en la última jornada, el de 4×100, el cuarteto formado por Eduard Viles, Sergio Ruiz, de nuevo Hortelano y Ángel David Rodríguez que corrió en las semifinales en 38.46 (noveno mejor tiempo), 14 centésimas más rápido que Frutos Feo, Venancio José Murcia (ya ha perdido las plusmarcas nacionales de 100, 200 y 4×100), Jordi Mayoral y Carlos Berlanga en Atenas hace 16 años.

Autor y coautor de estos dos récords, Bruno Hortelano, el español nacido en Australia que estudia en Estados Unidos, se confirma como uno de los jóvenes llamados a soportar el peso del atletismo español en los próximos años. Como Eusebio Cáceres, ya confirmado en la élite mundial del salto de longitud, Kevin López, David Bustos, Roberto Alaiz, Sebas Martos, Javier Cienfuegos, Álvaro Martín, Aauri Lorena Bokesa o July Takacs. Y otros que, antes o después, llegarán, como Ana Peleteiro o Dídac Salas. El año que viene, en el Europeo que se celebrará en Zúrich, España tendrá la oportunidad de sentirse más viva aún que Moscú.

[wpdevart_facebook_comment title_text="Comentarios de Facebook" order_type="social" title_text_color="#000000" title_text_font_size="22" title_text_font_famely="monospace" title_text_position="left" width="100%" bg_color="#d4d4d4" animation_effect="random" count_of_comments="2" ]