Quantcast

La explosión de una bomba en Beirut sería por un ataque suicida – ministro

BEIRUT (Reuters) – La cifra de muertos por un coche bomba que arrasó el sur de Beirut, un bastión de la guerrilla libanesa de Hezbolá, subió el viernes a 24, y el Gobierno libanés dijo que la explosión habría sido provocada por un ataque suicida.

La explosión del jueves, un mes después de que un coche bomba dejase a más de 50 personas heridas en el mismo distrito de la capital libanesa, ocurrió en medio de las tensiones sectarias por la intervención del grupo chií Hezbolá contra los rebeldes suníes en la guerra civil en Siria.

El ministro de Defensa, Fayez Ghosn, dijo que un sirio había sido arrestado por su supuesta implicación en el ataque con bomba de julio, subrayando la extensión de la participación de Líbano en el conflicto de su vecino.

La explosión del jueves fue el ataque más letal en la capital en años, dejando en llamas una concurrida calle del sur de Beirut y haciendo recordar escenas de su guerra civil de 1975-1990.

El ministro del Interior, Marwan Charbel, dijo que los investigadores estaban comprobando imágenes de seguridad tomadas en los momentos previos a la explosión para ver si la camioneta que se cree transportaba la bomba había sido conducida por un suicida o fue detonada de forma remota.

«La primera hipótesis es que el conductor se inmoló, mientras que la segunda hipótesis dice que el coche habría sido volado a distancia», dijo Charbel, según lo citó la agencia nacional de Líbano.

Los periodistas que llegaron al lugar minutos después de la explosión vieron un coche incendiado cerca del centro de la calle, sugiriendo que estaba siendo conducido cuando estalló.

El legislador de Hezbolá Ali Ammar dijo a periodistas el viernes en el sur de Beirut que la cifra de muertos había aumentado a 24, mientras que el ministro de Salud, Ali Hasan Jalil, dijo que 21 cuerpos habían sido trasladados a hospitales y que otras 335 personas heridas estaban recibiendo tratamiento.

La discrepancia en las cifras de muertos podría ser resultado de que algunos cuerpos estaban demasiado mutilados por la explosión para recogerlos o para ser identificados.

Entre los muertos había una familia de cinco integrantes -padre, madre y sus tres hijas- que murieron en su automóvil por la explosión, que destruyó varios coches e incendió los pisos inferiores de edificios adyacentes, dejando a vecinos atrapados.

/Por Stephen Kalin/