Quantcast

Nuevas Generaciones del PP denuncia insultos de preferentistas

La denuncia de las juventudes del Partido Socialista, que ayer señalaron que miembros de Nuevas Generaciones del PP habían humillado a varios preferentistas en una manifestación de afectados de Bankia, ya tiene respuesta. La organización asegura que sus afiliados que se presentaron a las puertas de la Audiencia Nacional «en ningún caso» habían sido movilizados oficialmente y que estaba ejerciendo «su derecho a manifestarse libremente» al igual que el resto de colectivos presentes allí.

Los hechos se produjeron ayer cuando un grupo de afectados decidieron acercarse a la puerta de la Audiencia Nacional donde declaraba Maria Dolores de Cospedal como testigo en los 'papeles de Bárcenas'. Todos ellos portaban carteles pidiendo su dimisión y además, entre gritos, reclamaron su ingreso en Soto del Real. El problema parece surgir cuando un grupo de militantes de NN GG se sitúan al lado de estos manifestantes para jalear y aplaudir a la secretaria general del PP y también presidenta de Castilla La-Mancha.

El comunicado, colgado en la web de la organización, condena «cualquier actitud incoherente» que no se corresponda «con la libertad, la tolerancia y el respeto» como valores que defiende. «Por lo tanto, rechazamos cualquier falta de respeto que se produczca hacia cualquier persona, tenga la edad que tenga», añade el texto, además de mostrar la solidaridad con los «afectados por un problema sobrevenido» como el de las preferentes. Sin embargo, desde NN GG denuncian que algunos de los asistentes a la concentración también han sufrido insultos, coacciones, vejaciones y amenazas tales como, según sus palabras, «os merecéis que os fusilen hijos de puta».