Quantcast

Gibraltar pide a la UE que investigue los controles españoles

«España ha impuesto hoy una vez más controles ridículamente estrictos y desproporcionados a los coches que entraban a Gibraltar, lo que ha provocado que los conductores sufriesen retrasos de más de cuatro horas», ha afirmado el ministro principal de la colonia, Fabian Picardo, en una declaración.

«Esta acción injustificada vuelve a subrayar la imperiosa necesidad de que la Comisión Europea lleve a cabo una investigación sobre la manera en la que España está actuando y la necesidad de acelerar las acciones legales pertinentes», añadió Picardo. Las colas en el paso fronterizo entre España y Gibraltar, pequeño territorio británico de 7 kilómetros cuadrados en el sur de España, volvieron a reproducirse en la mañana de este martes y alcanzaron varios kilómetros.

El gobierno gibraltareño considera estos controles como una represalia del gobierno español, después que las autoridades de la colonia hundieran a finales de julio una serie de bloques de cemento en aguas cercanas a este territorio británico para crear un arrecife artificial. El ministro principal gibraltareño, ha ido más allá y ha «retado» también a España a acudir a foros internacionales para resolver las disputas pendientes porque confía en que, si el caso termina en manos de un «tribunal internacional justo», Gibraltar ganará «juego, set y partido».

Por otro lado, el Gobierno de Gibraltar ha asegurado hoy que «no se tolerará ningún intento de interferir en la legalidad de operaciones de bunkering dentro de las aguas territoriales británicas de Gibraltar». El Gobierno del Peñón señala que «hasta la fecha no ha habido ningún intento de restringir las operaciones de toma de combustible en el mar» y subraya que dichas operaciones que reclama como propias están amparadas legalmente, y afirma que la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar delinea los límites de «las aguas jurisdiccionales británicas en Gibraltar».